El humorismo de Sasha Baron (Baruch) Cohen

Reír, reír, eso es, lo que el mundo de hoy precisa, es lo que cura todas las enfermedades o al menos las alivia.

Reír, reír, quizás lo más difícil y agradable de la vida es eso, reír, y hacer de las carcajadas mucho más que una filosofía de vida. Se dice que es el ejercicio que comprende mente, cuerpo y espíritu. Las carcajadas descargan y relajan al ser humano, más contagiosas y divinas de sentir los ecos de….. ja ja ja! que redoblan en nuestros oídos unísodamente creando un formidable coro. Esta es la tarea que realiza el humorista Cohen crear y acrecentar nuestro humor a placer de vitalidad y esperanza.

Sacha Baron Cohen, actor, modelo, humorista inglés de origen judío ortodoxo. Su carrera profesional en el mundo del espectáculo comienza en canal 4 de la televisión británica (The Eleven O’Clock Show) en el año 2000. Anteriormente su ocupación de modelo, y su aspiración de llegar a ser un actor cómico. Su humor es verdaderamente british, un poco irónico casi sutilmente áspero, un poco duro. Uno de sus primeros personajes ovacionado por sus fans es el jamaicano londinense Ali G, donde vuelca toda su irresistible comicidad.

La religión se entremezcla sutilmente en sus tramas, pero muchas veces pasa a ser parte primordial como es con Borat el reportero de Kazakhstan. Comenzando a divertir y a divertirse con sus actuaciones, realizando el juego del equivoco con los presentes especialmente en sus entrevistas. La comicidad en Inglaterra, tierra de cómicos innatos, e irónicos, donde se busca el lado casi amargo de la sonrisa, que sinceramente vislumbra la otra cara de la verdad, la verdad cruda sin faces.

Acreditado por el personaje Borat reportero kazaco, el antisemita, siendo elaborado como una contradicción, ya que Cohen es un ferviente hebreo ortodoxo (su personaje no acepta los judíos gitanos, homosexuales y mujeres).

Cohen busca los puntos débiles de la sociedad y los presenta creando personajes tipos, tenemos Bruno el periodista gay austríaco el barbero sádico, personajes que vienen de pequeños y remotos países para algunos desconocidos pero lleno de problemática social.

Su humor es fuerte, irónico, algunas veces no llega a ser comprendido o asimilado por todos, especialmente por este antisemitismo que lo representa en Borat, mas las carcajadas las produce con gracia, desea que los espectadores después del esa exaltación reflexionen (premiado 2007 con el Golden Globe). Optar por producir en la platea el sentido contrario al antisemitismo desarrollar la fuerza de pensar, con la verdad escondida, pero presente, viva, por medio de un humor educado, analizado y reflexionado. No en vano estudió en Cambridge.

La religiosidad siempre tiene un lugar primordial es su vida, entra en su trabajo y en su cotidiana privacidad.

Su padre gálico de origen hebreo ortodoxo (Lituano) y madre profesora israelita (persiana). Activista del movimiento socialista sionista “Habonim Dror. El humor es la gracia de algunos y más de conllevar al público a reír de situaciones graves que señalan al individuo para reformarlas. Cabe comparar a Mr. Bean, personaje de Rowan Atkinson, talentoso humorista británico que ha hecho de su trabajo la representación de los defectos, es así que Cohen analiza la perspectiva fuerte de la religión y los momentos políticos vitales del mundo de hoy. Ha buscado y recreado los momentos impactantes y los esquemas que engloban al hombre, puede exceder de excéntrico, mas es eso, impactar como lo proclama la publicidad, producir un golpe en el público una bofetada, es decir reaccionar avivar un mundo marchito. Las risas, las carcajadas, flotan con los espectáculos de Cohen, pero la sinceridad y el transportar al público hace su espectáculo de doble respuesta, el sonreír y analizar la realidad.

Adolfo Pirelli es un personaje en el film de Burton junto a Johnny Depp, es una ironía, sádico, pero que explota en la carcajada autentica un napolitano que es netamente un irlandés, es El diabólico barbero de Fleet Street.

Su físico de rangos gruesos, bigotes, y su altura que lo identifica como un creativo del humor. Su motivo recurrente como personaje base es el periodista, reportero o comunicador, lo que le hace abarcar un mundo de costumbres e ideas para encantar a su público. El dictador, un film exhibido con grande aceptación en los cines italianos, así es su presentación al público de este país. En tres semanas de exhibición en Italia ha batido el récords con su personaje Haffaz Aladeen. (julio 2012)

Sasha es un humorista que no solo hace reír sino que comunica la problemática social, política y religiosa actual.

Por Magdalena Arqueros Valer

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios