El Washington Post reveló el 14 de septiembre que Mark Milley, actual jefe del Estado Mayor Conjunto, había hablado en secreto con el general comunista chino Li Zuocheng y le había prometido informar al PCCh sobre la guerra por adelantado. En respuesta, Trump dijo que si esto era cierto, sería un acto de traición.

Bob Woodward, redactor jefe adjunto del Washington Post y Robert Costa, corresponsal político del diario en Estados Unidos, publicaron el martes (14 de septiembre) un artículo sobre su próximo libro «Peligro», en el que se afirma que Mark Milley, actual jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, realizó dos llamadas telefónicas secretas. En dos ocasiones distintas, el 30 de octubre de 2020 y el 8 de enero de 2021, llamó en secreto a Li Zuocheng, el jefe del Estado Mayor de los militares del PCCh, y prometió notificar con antelación al PCCh si el presidente en funciones Trump lanzaba un ataque contra el PCCh. Por su parte Trump, dijo que era el primer presidente de Estados Unidos en décadas que no llevaba a las tropas estadounidenses a la guerra y que aunque era duro con el PCCh, no tuvo intención de luchar contra él, sin embargo, lo que hizo Milley, de ser cierto, sería un acto de traición.

Según el  libro «Peligro», en una llamada del 8 de enero de 2021, Milley prometió a Li Zuocheng que Estados Unidos se mantendría estable tras los disturbios del Capitolio y que no atacaría a China, mientras que en una llamada del 30 de octubre de 2020, Milley dijo que informaría a Li Zuocheng con antelación si era inminente una guerra entre Estados Unidos y China.

El periódico dijo que Milley le dijo a Li el 8 de enero que Estados Unidos no atacaría a China ni iniciaría una guerra nuclear. «Todo está bien, las cosas pueden parecer inestables, pero esto es una democracia y somos 100% estables. Aunque la democracia algunas  veces no es tan estricta».

Y Milley también había llamado a Li Zuocheng el 30 de octubre de 2020, cuando las relaciones entre Estados Unidos y China eran tensas a causa del estrecho de Taiwán. Milley llegó a prometer a Li que si la administración Trump quería atacar a China, se lo comunicaría a través de su contacto interno.

Dijo: «General Li, usted y yo nos conocemos desde hace cinco años y si vamos a atacar, le llamaré de antemano para contarle así no tendrá un ataque sorpresa».

En el libro se menciona que Milley temió en su momento que Trump atacara a China e iniciara una guerra.

El bando de Trump ha dicho en repetidas ocasiones que Estados Unidos pondría fin a su participación en la guerra civil afgana y que negociaría una fecha y un acuerdo con los talibanes de Afganistán para retirarse del país antes de que Trump dejara el cargo.

En respuesta, el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en una entrevista con el sitio web News Max el martes, que Milley estaba mintiendo. Sólo intentaba desviar la atención del fracaso de la retirada de las tropas de Afganistán.

«Se inventaron la noticia de que iba a atacar a China», dijo Trump. «Sólo está tratando de alejarse del escándalo de su incompetente retirada de Afganistán, que fue lo peor y más estúpido que la gente ha visto, probablemente lo peor que le ha pasado a nuestro país».

Dijo: «Piénsalo, ¿por qué los ataco? ¿Aparte del hecho de que han arruinado cierto negocio? Y no se les ataca por eso».

Sin embargo, Trump argumentó que si Milley pasó información en secreto al Partido Comunista Chino, sería un acto de traición.

Dijo: «En primer lugar, si eso es cierto, qué increíble es que llame a los chinos (Partido Comunista)».

Trump admitió que, si bien era muy duro con el PCCh debido a la epidemia viral inducida por el PCCh, que asola al mundo y a Estados Unidos, la idea de que Estados Unidos lanzaría unilateralmente un ataque contra el PCCh era completamente disparatada.

Dijo que Woodward y Robert Costa  que publicaron el libro, estaban «escribiendo ficción en lugar de centrarse en los hechos».

Nunca quise atacar a China y los chinos (el Partido Comunista) lo sabían», dijo Trump en repetidas ocasiones. Las personas que inventan estas historias son odiosas y están locas, y las personas que imprimen estos libros son igual de malas. El hecho de que soy el único presidente en décadas que no ha llevado a Estados Unidos a la guerra es un hecho conocido por todos, pero también es un hecho que recibe poca cobertura.»

La noticia también enfureció a muchos republicanos. El senador republicano Marco Rubio envió una carta al presidente Joe Biden el 14 de septiembre en la que pedía el despido de Milley.

Editor: Tang Jie

Corresponsal: Yu Ning

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios