El PCCh condena duramente a empresario canadiense, Blinken condena al PCCh y 25 países se unen en solidaridad

0
254
El secretario de Estado de Estados Unidos condenó el 11 de agosto, al PCCh por la dura condena al empresario canadiense Michael Spavor. (Crédito de la foto: AP)

El martes 10 de agosto, el PCCh condenó al empresario canadiense Michael Spavor a 11 años de prisión y le confiscó 50.000 yuanes en propiedades por presunto «espionaje». En respuesta, el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, emitió una declaración en la que condenaba la diplomacia de los rehenes del PCCh, afirmando que «nunca se debe utilizar a las personas como moneda de cambio». Al mismo tiempo, diplomáticos de 25 países en China se reunieron en la embajada canadiense de Beijing para expresar su solidaridad con Canadá.

En diciembre de 2018, Canadá detuvo a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, acusada de fraude y otros delitos en Estados Unidos, en virtud del Tratado de Extradición entre Canadá y Estados Unidos. Pocos días después, las autoridades del PCCh detuvieron a los ciudadanos canadienses Michael Kovrig y Spavor, acusados de «poner en peligro la seguridad nacional». Durante más de dos años, no han tenido contacto con sus familias y sólo han tenido un acceso legal y consular limitado. Esto se considera un caso claro de «diplomacia de rehenes» por parte del PCCh hacia Canadá. Mientras Spavor es fuertemente sentenciado, el Tribunal Supremo de la Columbia Británica está cerrando los argumentos sobre si Meng Wanzhou puede ser extraditada a Estados Unidos.

Tras la fuerte condena de Spavor, Blinken emitió una declaración en la que condenaba la detención arbitraria de extranjeros por parte del PCCh y la condena de Spavor. En el comunicado, afirma: «Nos unimos a la comunidad internacional para pedir al PCCh que libere a los ciudadanos canadienses Spavor y Michael Kovrig de forma inmediata e incondicional. Seguimos condenando estas detenciones (actos) arbitrarios y la condena del Sr. Spavor el 10 de agosto».

El comunicado del Departamento de Estado también afirmaba que el PCCh no había dado a Spavor y Michael Kovrig las protecciones procesales mínimas (legales) durante sus más de dos años y medio de detención arbitraria. «Estados Unidos está profundamente preocupado por la falta de transparencia en el proceso judicial del PCCh y se une a Canadá para instar a Beijing a que conceda al Sr. Spavor y al Sr. Michael Kovrig pleno acceso consular en virtud de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y del Acuerdo Consular China-Canadá … También instamos a las autoridades del PCCh a que accedan a las solicitudes de funcionarios canadienses y otros diplomáticos extranjeros para asistir a sus procesos de procedimientos».

El comunicado añade: «Estados Unidos se une a más de 60 países… Exige enérgicamente que el PCCh, libere inmediata e incondicionalmente a todos los detenidos arbitrariamente por el PCCh. La práctica de ejercer influencia sobre gobiernos extranjeros (a través) de la detención arbitraria de personas es completamente inaceptable».

La embajada de Estados Unidos en Beijing también emitió un comunicado el mismo día, condenando enérgicamente el veredicto del PCCh contra Spavor calificándolo de «intento descarado» de utilizar a las personas como «moneda de cambio».

Mientras tanto, diplomáticos de 25 países en China, entre ellos Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia y Lituania, acudieron a la embajada de Canadá en Beijing para mostrar su solidaridad con los canadienses. El embajador de Canadá en China, Dominic Barton, dijo en una conferencia de prensa: «La presencia y la voz colectiva de estos diplomáticos envía una fuerte señal al PCCh de que el mundo está observando (este caso)».

Tanto el primer ministro Justin Trudeau como el embajador de Canadá en China emitieron declaraciones en las que afirmaban que Canadá no acepta el injusto veredicto impuesto por el PCCh a los canadienses. En la declaración, Trudeau dijo: «La condena y la sentencia de Spavor por el PCCh es totalmente inaceptable e injusta… El juicio del PCCh careció de transparencia en el proceso judicial y no cumplió las normas mínimas exigidas por el derecho internacional». También dijo que la prioridad de Canadá en este momento es tratar de facilitar la liberación de Spavor y Michael Kovrig.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó públicamente su apoyo a los dos canadienses retenidos por el PCCh en febrero, durante una reunión con Trudeau. En ese momento, Biden condenó la detención arbitraria de los dos hombres y reiteró que apoyaba firmemente a Canadá en sus esfuerzos por conseguir la liberación de los canadienses y su «regreso seguro a Canadá».

Canadá también puso en marcha en febrero una iniciativa en la que participan más de 60 países, entre ellos Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Francia y Alemania, para impedir que algunos países detengan a ciudadanos extranjeros por razones diplomáticas.

Los análisis de los medios de comunicación sugieren que la «diplomacia de los rehenes» del PCCh con Canadá ha profundizado la ruptura entre el PCCh, Canadá y la comunidad internacional. Un número creciente de parlamentarios y dignatarios occidentales han endurecido su postura contra el PCCh.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, también tuiteó ese mismo día: «Hoy he hablado con Trudeau sobre la sentencia de Spavor en la República (Comunista) China, donde él y Michael Kovrig han sido detenidos arbitrariamente desde 2018. La Comisión Europea es plenamente solidaria con Canadá.

Editor y Reportero: Zhang Lily
Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios