La agencia de noticias Xinhua, medios de propaganda del Partido Comunista Chino, publicó en su sitio web el día 15 un documento oficial «Opiniones sobre el fortalecimiento del trabajo del Frente Unido de la economía de las empresas privadas en la nueva era». Este es el primer documento del Frente Unido relacionado a las empresas privadas desde la reforma y apertura. Las opiniones expresan directamente la petición a todos los  departamentos de diferentes regiones que lleven a cabo concretamente de acuerdo a la situación los trabajos del Frente Unido y orientar o llevar a las empresas privadas a “Ser políticamente concientes”. Los objetivos del Frente Unido incluyen a personas de Hong Kong y Macao, pero no mencionan a los empresarios taiwaneses. Algunos analistas señalaron que el contenido del documento obviamente es querer fortalecer el control sobre las empresas privadas.

El documento mencionado anteriormente declaró que es necesario utilizar el «Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era» como una guía para mejorar de manera integral la capacidad del PCCh de trabajar desde el Frente Unido sobre el control de la economía privada.

El documento llama a fortalecer la construcción ideológica y política del personal perteneciente a la economía de empresas privadas, y exige «mantener un alto grado de coherencia con el Comité Central del PCCh en términos de postura política, dirección política, principios políticos y vías políticas, y ser siempre una persona políticamente conciente».

En la superficie, los documentos antes mencionados que se refieren al Frente Unido de la economía privada, en realidad se están refiriendo al control. El documento pide que las empresas privadas, firmemente y sin dudar sigan al Partido, lo escuchen y bajo su guía realicen la capacitación del personal, selección, orientación y dirección de los negocios.

En una entrevista con Radio Free Asia, el erudito independiente de literatura e historia Feng Zhi de Handan, Provincia de Hebei, dijo que el contenido de este documento es obviamente para fortalecer el control sobre las empresas privadas, y la redacción es estricta: «Seguramente es para controlar, ya no es para cortejar (a las empresas privadas). De hecho, la economía privada tampoco fue cortejada por el PCCh sino que fue controlada, por lo que debe incluirse como una pieza más en el juego del ajedrez nacional. Para establecer la autoridad del PCCh unirá las dos estructuras de la Federación de Industria y Comercio y la Cámara de Comercio para ser utilizadas como la nueva forma de orientar y coordinar a la economía privada».

Dicho documento sería impreso por el Departamento del Frente Unido del Comité Central del PCCh y será promovido por todo el país. La economía privada establecida por personas ajenas al partido, en el futuro también serán incluidas en el ámbito de supervisión de las autoridades. En otras palabras, todos los miembros no comunistas deberán obedecer al PCCh.

Feng Zhi dijo que esto significa que China solo tendrá una forma económica en el futuro: “Usar esta forma para controlar a la economía privada y completar su economía de circulación interna, para evitar que las personas de la economía privada se conviertan en elementos libres y formen una fuerza fuera del Partido. Para regresar a la época de la economía planificada, primero debemos resolver el problema de la economía privada, y ahora ya está comenzado”.

Las empresas privadas chinas marcaron el comienzo de una breve primavera después de la reforma y la apertura, y en los últimos años se han enfrentado a una situación de caminar sobre una capa de hielo delgada. Hay un dicho en China que dice que «las empresas estatales son madres de sangre y las empresas privadas son las madrastras», lo que también refleja el estado de existencia de las empresas privadas en China. Hay un dicho en el continente «empresas privadas 56789», es decir, que las empresas privadas aportan más del 50% de los ingresos fiscales del país, más del 60% del PIB, más del 70% de la innovación, más del 80% del empleo urbano y más del 90% del número de nuevos empleos y empresas.

La política a largo plazo del PCCh es apoyar a las empresas estatales. El sector bancario ha diferenciado notablemente el trato entre las empresas estatales y las empresas privadas. En 2016, hasta el 78% de los nuevos préstamos corporativos se destinaron a empresas estatales.

En 2018, la teoría del «avance del país y retroceso del pueblo» causó un gran revuelo, un artículo que circulaba en Internet decía que la economía privada ya ha cumplido su misión y se retirará del escenario de la historia. El tema del estado actual de las empresas privadas estuvo nuevamente en el foco. En ese momento, algunos analistas señalaron que el entorno operativo deficiente de las empresas privadas, la competencia desleal y la incapacidad de proteger los activos privados han reducido en gran medida la confianza en la inversión de los empresarios chinos. Ante el colapso de una gran cantidad de empresas privadas y el pánico de los inversores, el presidente chino Xi Jinping, el primer ministro Li Keqiang del Consejo de Estado del PCCh, el viceprimer ministro Liu He y otros funcionarios de alto nivel en Beijing han hablado con empresas privadas para aumentar su confianza.

Wang Ruiqin: La maldad del sistema comunista chino dificulta la supervivencia de las empresas privadas

Wang Ruiqin, exmiembro del Comité del PCCh de Qinghai, quien también es una empresaria ha experimentado personalmente las dificultades de establecer una empresa privada en China. Recopiló su propia experiencia y pensamientos de los últimos años en un artículo publicado en 2015 «Diez dolores de las empresas privadas pensando en el entorno de vida de las empresas privadas». El artículo mencionó que después de más de 30 años de desarrollo, la economía privada se ha convertido en una parte indispensable en el desarrollo económico y social de China, creando más del 60% del PIB, y algunas provincias incluso superan el 80%, aportando 219 millones de empleos. Sin embargo, existen «diez dolores» que hacen que los operadores comerciales que hacen negocios bajo las leyes se encuentren en una situación difícil.

Wang Ruiqin le dijo a The Epoch Times que las empresas privadas en China no solo carecen de un entorno comercial justo, sino que tampoco tienen protección de las leyes, y son tratadas de manera diferente por el gobierno comunista chino. “Todos los departamentos (del gobierno) cambian inmediatamente sus rostros cuando se encuentran con empresas privadas. Debe ser para sacar ventajas… incluidos impuestos, protección contra incendios, protección ambiental, estaciones de prevención de epidemias y salud, todos los departamentos de gobierno te hostigarán de arriba a abajo, todas las personas en el sistema están haciendo lo posible para ganar dinero con empresas privadas, es imposible para ellos obtener dinero de las empresas estatales o empresas de capital extranjero. El objeto principal para extorsionar son principalmente las empresas privadas”. También dijo que si las empresas privadas chinas quieren hacer negocios legalmente, si al final no pierdes ya estaría bien. Si quieres tener ganancias tienes que buscar y aprovechar las fallas, pero estas fallas son diseñadas deliberadamente por el PCCh, con «el propósito de forzar a la gente buena a actuar como una persona mala».

Wang Ruiqin dijo que muchas empresas privadas chinas en el país no quieren que sus hijos se hagan cargo del negocio, porque ellos saben profundamente cuán difícil es hacer negocios en China. Ella dijo: «El crédito del gobierno chino (PCCh) está acabado, y no importa lo que diga, la empresa ya no le creerá más». Mencionó que hay rumores generalizados en su círculo: “En la actualidad, los intelectuales chinos y las personas exitosas en varios campos, todos tienen un profundo entendimiento, esta sociedad tenemos las mismas opiniones, la diferencia radica en si se atreven a expresarlo o no”. Ella mencionó: “Hay bastantes funcionarios y líderes en todos los niveles en este sistema, de hecho, está claro en sus corazones que este país se está deslizando rápidamente hacia el desastre”.

Además, los documentos antes mencionados establecían claramente que el trabajo del Frente Unido debería estar dirigido a todas las empresas privadas y a los individuos económicos privados, incluidos los principales inversores y controladores reales de las empresas privadas, los principales operadores y accionistas que poseen acciones, y la gente industrial y comercial de Hong Kong y Macao que invierte en China continental. Empresas representativas de autónomos, etc., pero no mencionaron a empresas taiwanesas, ni extranjeras.

Reportero: Chu Yunjue

Editor a cargo: Yuan Ming Qing

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/422383?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios