El Reino Unido legisla formalmente contra la «Sustracción de órganos vivos»

0
66
La imagen muestra el edificio del parlamento británico en Londres. (Fuente de la imagen: Pixabay)

Recientemente, una enmienda a la Ley de Medicamentos y Dispositivos Médicos (MMDB) fue presentada al Parlamento del Reino Unido, la que fue aprobada por la Cámara alta y la Cámara baja del parlamento respectivamente, luego se convirtió formalmente en una ley en el Reino Unido.

Aunque el ámbito de aplicación del proyecto de ley sólo abarca la importación de tejidos humanos con fines farmacéuticos, se considera de gran importancia en la lucha contra la «sustracción de órganos» en humanos vivos. Es la primera respuesta legislativa del gobierno británico, el dictamen final del Tribunal Popular Independiente/Tribunal de China (TPI) de 2019, que apunta directamente al PCCH.

El 11 de febrero entró en vigor esta enmienda a la Ley de Medicamentos y Dispositivos Médicos del Reino Unido, que pretende proteger a las instituciones médicas y a los profesionales del Reino Unido, de la participación involuntaria en la extracción de órganos forzados y contrarrestar el delito de «extracción forzada de órganos de presos de conciencia por parte del PCCH», garantizando que los tejidos, órganos y células humanos (potencialmente extraídos a la fuerza) importados del extranjero, no entren en la profesión médica del Reino Unido.

La enmienda fue propuesta por Lord Hunt de Kings Heath en la Cámara Alta del parlamento.

Lord Hunt, argumentó que la enmienda llena un vacío en la legislación británica sobre tejidos humanos, ya que la Ley de Tejidos Humanos de 2004, no exigía una aprobación adecuada para la importación de tejidos humanos. Dijo que la enmienda evitará que el Reino Unido se convierta en cómplice de esos delitos y enviaría un importante mensaje a otros países.

En el debate parlamentario, dijo: «El mundo es cada vez más consciente de que China (el PCCH), está extrayendo por la fuerza órganos de presos de conciencia. En la actualidad, millones de ciudadanos chinos están detenidos en campos de trabajo forzado de reeducación, incluidos los grupos étnicos y religiosos minoritarios. Esta esclavitud moderna ha entrado en la cadena de suministro británica, no hay duda de que ahora somos cómplices de ella», dijo.

También citó la conclusión de un «tribunal chino» de que «la extracción de órganos, ha tenido lugar a gran escala en toda China durante muchos años y los practicantes de Falun Gong, se han convertido en una de las principales fuentes de suministro de órganos y probablemente la principal».

Los tribunales chinos han constatado recientemente, que el horrendo crimen de extraer por la fuerza los órganos de las víctimas vivas (el proceso de asesinato), sigue practicándose de forma generalizada», dijo.

La diputada Marie Rimmer fue la inspiradora de la enmienda de la Cámara baja. Durante el debate destacó la cuestión de la extracción forzada de órganos de los practicantes de Falun Gong y de los uigures y resaltó la sentencia del «tribunal chino».

Durante el debate, un diputado planteó la cuestión de la opinión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el sistema de trasplantes de órganos en China. La OMS considera que China tiene un «sistema ético de donación de órganos», pero las últimas pruebas sugieren que la información en la que la OMS basó su evaluación fue proporcionada por el propio PCCH.

En su discurso, Lord Hunt dejó claro: «Espero que el gobierno (del Reino Unido) presione a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que se tome en serio este asunto».

Otro de los temas planteados en el debate de la enmienda fue la «Exposición de cadáveres de cuerpo humano real», que en 2018 se expuso en el Centro Nacional de Exposiciones (NEC, National Exhibition Centre) de Birmingham, con ejemplares de cadáveres todos ellos procedentes de China, clasificados como «cadáveres no reclamados» sin ningún papel de permiso o formulario de consentimiento.

«Son cuerpos de presos de conciencia o víctimas de los derechos humanos; y el pueblo británico, ha pagado sin saberlo 15 libras por entrada para ver a estas pobres personas», dijo la diputada Mary Rimmer en un discurso el 11 de febrero.

Estoy decidida a trabajar en nombre de estas víctimas de los derechos humanos, para poner fin a la extracción (ilegal) de tejidos y órganos humanos», dijo. Nuestro país y nuestro pueblo no deben ser cómplices de los actos de barbarie del PCCH».

A este respecto, la baronesa Penn declaró ante la Cámara alta: «Me complace anunciar, que trabajaremos para reforzar la exposición pública del código de conducta de las organizaciones importadoras por parte de la Autoridad de Tejidos Humanos. Este trabajo está en curso y, por ello, confío en que podamos garantizar que ningún expositor pueda exhibir un cuerpo importado sin pruebas sólidas de consentimiento», explicó.

La diputada Mary Rimmer espera que algún día, los miembros del PCCH que cometen crímenes contra la humanidad sean llevados ante la justicia: «Esta enmienda envía un claro mensaje de que no podemos permitir este terrible crimen contra la humanidad. Esto se hace por el pueblo chino, no por el PCCH, así que dejemos que esta enmienda sea el comienzo de una nueva relación (entre Gran Bretaña) y China, una nueva relación que deje de ser ingenua».

El 17 de junio de 2019, el «Tribunal chino» dictó sentencia definitiva en Londres y dictaminó que «el PCCh ha cometido crímenes de lesa humanidad», incluidos «asesinato y genocidio». El tribunal señaló que «la sustracción forzada de órganos por el PCCh» se ha llevado a cabo a gran escala en China durante muchos años y los practicantes de Falun Gong siempre han sido una de las principales fuentes de suministro de órganos. Los principales medios de comunicación como la British Broadcasting Corporation (BBC), Radio France International (France Radio) y el británico «Guardian» informaron sobre la escena.

Editor: Chang Qing

Reportero: Tang Zhongbao

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios