En la noche del 26 de octubre, luego de experimentar el bloqueo del Partido Demócrata y después pasar por más de 30 horas de debate, La magistrada Amy Coney Barrett del Tribunal Supremo Federal nominada por el presidente Trump, finalmente el Senado aprobó con 52 contra 48 votos, lo que fue casi el total de votos de ambos partidos (solo la senadora republicana Susan Colins, del estado de Maine votó en contra). La aprobación del juez Barrett elevará el número de jueces conservadores en el Tribunal Superior a 6 y la proporción de jueces liberales a 3.

La jueza Barrett fue magistrada del Tribunal Federal de Apelaciones del Séptimo Circuito. También fue profesora de derecho en la Universidad Católica de Notre Dame. Es una católica devota. Tiene una postura conservadora sobre el derecho y las opiniones judiciales, por lo que apoya la Segunda Enmienda de la Constitución, el derecho a poseer armas y no admite el aborto arbitrario. Ella cree que los jueces no deben interpretar la ley según sus deseos, sino que deben respetar estrictamente la Constitución y hacer cumplir la ley.

Durante el proceso de aprobación, los congresistas demócratas liberales (izquierda) tenían muchas preocupaciones sobre ella, temiendo que su toma de posesión revocara algunos casos controvertidos de los últimos años e hiciera que el tribunal superior fuera más conservador. La acción de bloqueo falló. Según muchas especulaciones, el primer caso posible después de que la juez Barrett asumiera su cargo puede ser esta elección.

La juez Barrett prestó juramento ante el juez Clarence Thomas en la Casa Blanca el lunes por la noche.

(La juez Barrett prestó juramento en la Casa Blanca)

Tras recibir la noticia, el presidente Trump tuiteó para felicitar a la juez Barrett.

Reportero: Ji Yun

Editor: Zhang Lili

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/436243?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios