El sueño tiene varias fases y es en el sueño profundo cuando la memoria conserva conductas aprendidas que fueron adquiridas durante el día.

Los investigadores observaron en animales como en los ratones que la actividad neuronal aumentaba cuando habían sido introducidas a un laberinto. Y que cuando estaban dormidas seguían el camino a seguir para salir del laberinto, lo que hacían que se impregnará ese recuerdo y comprobaron que en sueños su mente seguía activa recordando ese momento.

Es por ello que los científicos recomiendan que para aprender un idioma se grabe una noche anterior lo aprendido para recordarlo durante la noche, así como estudiar algo por la noche la corteza del cerebro atraerá ese recuerdo haciéndolo más vivido en la memoria.

¿Y eres de las personas que sueñan?

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios