En China se obstaculizan los negocios por la censura

Da clic para ampliar
El Gobierno chino ha intensificado la censura en Internet con la actualización de su “Gran Cortafuegos“, el protocolo que bloquea páginas web y filtra los resultados en los buscadores.

Desde que se puso en marcha en 2003, este protocolo que bloquea páginas web y filtra los resultados en los buscadores ha intentado lo inicialmente impensable: poner diques al mar digital en el país con más internautas del planeta.

El último objetivo han sido las famosas VPN, servicios de pago para conectarse a servidores de otros países y así poder acceder a páginas no permitidas en China, como Twitter, Facebook o Gmail, ésta última inaccesible desde finales de diciembre a través de conexiones internas, sin que haya habido ninguna información oficial.

En cuanto a las VPN, compañías del sector como Astrill informan desde hace una semana a sus usuarios en China de que algunos de sus servicios están siendo bloqueados en los dispositivos que emplean el sistema operativo iOS de Apple.

Para la Cámara de Comercio Europea en China, estas crecientes restricciones constituyen una “tasa de internet” corporativa y “aíslan” al país asiático del resto del mundo.

“Esto no es sólo un problema para las empresas internacionales. Sabemos por conversaciones con el público chino y el sector privado que muchas compañías domésticas están tan frustradas como las nuestras”, dijo el presidente de la organización, Jörg Wuttke, en un comunicado.

“Las autoridades aparentemente no pueden ignorar estos servicios, ya que afectan a la soberanía de nuestro ciberespacio”, dijo Qin An, un experto del Instituto para las Estrategias de Innovación y Desarrollo de China, al diario oficial chino. “Por ejemplo, un acceso tiene que ser bloqueado, porque podría ser utilizado para propósitos, aunque eso también podría afectar a la gente que lo use de la forma adecuada”, añadió Qin.

Casi 3 millones de personas o ciberpolicias revisan la opinión pública en línea en China, de acuerdo con un reporte de medios estatales que revela un poco de las operaciones de vigilancia de internet en el país.

Estos “analistas de opinión pública” (como se les llama) trabajan para el Departamento de Propaganda del Partido Comunista, así como en algunos de los principales sitios de noticias y corporaciones comerciales, según el diario The Beijing News.

Te puede interesar:

 

China continúa en participación de espionaje cibernético

 

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=6SPUTlBqGR0{/youtube}

Redacción Radio SOH

redaccion@radiosohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios