El National Pulse, un medio de comunicación conservador de Estados Unidos, reveló el lunes 8 de febrero que Biden había cancelado silenciosamente la política de Trump de exigir a las instituciones educativas estadounidenses de todos los niveles que revelaran su relación con los Institutos Confucio, financiado por el PCCh.

La política, que fue propuesta por la administración Trump el 31 de diciembre del año pasado, requiere que «los colegios, universidades, las instituciones educativas K-12 (preparatoria, escuela secundaria, y primaria) que están acreditadas para los programas de intercambio en el extranjero revelen información del «Instituto Confucio» o «Aula Confucio».

El informe decía sobre la petición de la administración Trump de revelar cualquier contrato, asociación o trato financiero de los «Institutos Confucio» o «Aulas Confucio» (sucursales de los Institutos Confucio en las escuelas primarias y secundarias).

La propuesta de la administración Trump es totalmente necesaria, según el informe. Según las investigaciones del FBI y del Departamento de Justicia, a pesar de que los Institutos Confucio están bien financiados y operan bajo la bandera de «iniciativas lingüísticas y culturales», en realidad tienen «estrechos vínculos con las agencias gubernamentales comunistas chinas y son buenos en camuflaje. También están implicados en la propaganda del PCCh y el robo de propiedad intelectual».

Sin embargo, los registros de la Oficina de Información y Asuntos Reguladores (OIRA) muestran que Biden anuló esta política el 26 de enero, menos de una semana después de entrar en la Casa Blanca.   Según el Campus Reform News, «un portavoz del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos lo confirmó».

Mucha gente ha criticado la medida de la administración Biden, diciendo que mientras Biden ha hecho una fuerte defensa de palabras hacia el PCCh desde que asumió el cargo, ha seguido cancelando muchas de las políticas anticomunistas anteriores de la administración Trump.

Algunas personas dijeron que estas políticas formuladas por la administración Biden son traiciones y son medidas que ponen en grave peligro tanto los intereses del pueblo estadounidense como la seguridad nacional de Estados Unidos.

Reportero: Wen Hui

Editora: Zhang Lily

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/472793?lang=b5

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios