Dos nuevos condados del estado de Virginia aprobaron una resolución en la que condenan la “extracción forzada de órganos por el PCCh” y la persecución a los practicantes de Falun Gong. A la fecha ya son nueve los condados que han aprobado esta resolución, uno tras otro, entre ellos el condado de Frederick, el Condado de Warren, el Condado de Prince William, entre otros.

El proyecto de Ley que se presentó en Madison el 23 de marzo, ha sido aprobado por las comisiones de los condados de Madison y Spotsylvania (Virginia); y ocho de los condados que la aprobaron este año, han obtenido el elogio unánime del comité de gobierno local.

La Junta de Comisionados del Condado de Spotsylvania, declaró en la resolución que condena con la mayor firmeza posible la persecución a los practicantes de Falun Gong por parte del PCCh; asímismo, la extracción forzada de órganos de los presos de conciencia patrocinada por el Estado.

La declaración de la Comisión del Condado de Madison dice que “condena enérgicamente la práctica ilegal e inmoral de la extracción forzada de órganos, dondequiera que ocurra”.

En la audiencia del condado de Madison, tres practicantes de Falun Gong testificaron ante el tribunal, entre ellos Ma Chunmei, que fue torturada y perseguida por el PCCh.

Ma Chunmei dijo que por su creencia fue sentenciada ilegalmente a cuatro años de prisión en China. Estando en la prisión, sufría de golpes brutales y descargas eléctricas; utilizaban la llamada «cama de muerte» y otras diferentes formas de tortura, era esposada y colgada, recibía alimentación forzada, inyecciones toxicas y trabajo de esclavo, todo tipo de torturas inhumanas.

Durante la persecución, la obligaron a hacerse varios análisis de sangre y la llevaron a varios exámenes médicos para comprobar la compatibilidad de los órganos, lo que significa que también fue una víctima potencial de la “extracción de órganos vivos”.

En la noche del 23 de marzo, el condado de Madison, Virginia, también votó por unanimidad una resolución para resistir la extracción forzada de órganos por parte del PCCh. A la izquierda, Cindy Shao con ropa gris, y a su lado, con ropa oscura, Ma Chunmei, ambas practicantes de Falun Gong. (Captura de pantalla del vídeo de la reunión de la Comisión del Condado de Madison)

En marzo, el Tribunal Popular Independiente de Londres dictaminó que la extracción forzada de órganos se ha producido a gran escala en toda China durante muchos años y que entre las principales víctimas se encuentran los practicantes de Falun Gong, que pueden haber sido las principales fuentes de la extracción forzada de órganos humanos.  Actualmente el gobierno del PCCh persigue a los uigures y también les hacen revisiones médicas.

En marzo, un grupo bipartidista de miembros del Congreso de Estados Unidos presentó en ambas cámaras del Senado la Ley para Detener la Extracción Forzada de Órganos, que establece que el gobierno de Estados Unidos debe imponer sanciones contra el “PCCh por la extracción de órganos en personas vivas”. Para apoyar la aprobación de esta legislación en ambas cámaras lo antes posible, los grupos de la sociedad civil han lanzado una petición global para promover esta legislación.

Editora: Zhang Lily

Reportero: Ling Shan

Versión en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios