Entra 40% más zapato de China, cuestan sólo 1.3 usd

Zapatos chinos. Da clic para ampliar
La importación de calzado procedente de China se incrementó 40% en 2014, revelan estadísticas oficiales de la Secretaría de Economía (SE) y de la Dirección General de Aduanas.

Al cierre de 2014 se importaron más de 60 millones de pares de calzado chino, mientras que en 2013 el volumen había sido de 43 millones.

El valor de la mercancía creció a un ritmo menor.

Entre enero y noviembre de 2013 el valor del calzado chino importado fue de 283 millones de dólares, mientras que para el mismo periodo pero de 2014 subió a 331 millones de dólares. El incremento en valor fue de 17%. Lo anterior significa que al mercado mexicano entró más zapato chino a menor precio.

El precio promedio por par importado fue en 2013 de 7.28 dólares y para 2014 bajó a 5.85 dólares (87 pesos por par, al tipo de cambio actual).

Acapara  mercado

Los 60 millones de pares chinos que ingresaron el año pasado equivalen a una cuarta parte de la producción nacional.

De acuerdo con cifras de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), la producción está estancada en 244 millones de pares al año.

Y mientras la producción permanece estática, la mercancía china avanza en el mercado nacional.

La base de datos elaborada por la Unidad de Investigación de AM, en base a información oficial, revela que el zapato de China representó el año pasado el 63% del volumen total del calzado importado y el 40% del valor.

En 2013 el zapato chino representaba la mitad del volumen de importación.

Las cifras de la SE y de Aduanas mencionan que las importaciones en general de calzado crecieron 15.8% en valor y 14% en volumen.

De 80 millones de pares importados en 2013 pasaron a más de 90 millones en 2014; de ese total, el 63% fue calzado chino y el 37% de otros países.

El decreto

El 28 de agosto de 2014, el presidente Enrique Peña Nieto publicó un decreto en el Diario Oficial de la Federación en el que anunció ocho medidas para proteger a la industria del calzado de la importación desleal.

El decreto buscaba frenar el ingreso masivo de mercancía china.

Entre las medidas anunciadas en aquella ocasión destacaba un arancel fijo de entre un 25 y 30% para todas las compras de calzado proveniente de países con los que no se tienen firmados acuerdos comerciales.

El Gobierno federal también se comprometió a establecer y vigilar precios de referencia en aduanas, para detectar calzado subvaluado o el llamado ‘contrabando documentado’.

Con esta vigilancia en aduanas, los importadores que ingresen mercancía a un precio por debajo del estimado, deben pagar un impuesto adicional.

Con el decreto se canceló la desgravación arancelaria al calzado.

Además se definieron nueve aduanas para importar exclusivamente calzado y se estableció el padrón sectorial de importadores.

El reclamo de la CICEG no es cerrar las fronteras, sino competir en igualdad de circunstancias.

Insuficiente  protección

El decreto entró en vigor en septiembre de 2014, pero resultó insuficiente, porque las importaciones de calzado chino no lograron frenarse.

Entre enero y agosto de 2014 habían ingresado al país 43 millones 986 mil pares de calzado chino, con valor a los 250 millones 577 mil dólares.

Y de septiembre a noviembre del mismo año entraron otros 12 millones 603 mil pares, con valor de 80 millones de dólares.

La aplicación del decreto elevó el precio promedio del zapato chino importado, pues hasta agosto fue de 5.69 dólares y en noviembre ya era de 6.43.

También bajó el volumen mensual de zapato importado.

Entre enero y agosto entraron en promedio 5.5 millones de pares de China y de septiembre a diciembre el volumen bajó a 4.2 millones de pares al mes.

Entran 18 millones de pares a 20 pesos

La fracción de calzado que encabeza la lista en las importaciones es la 6402.99.01, que hace referencia a la sandalia y artículos similares de plástico.

De enero a noviembre de 2014 se importaron 13 millones 12 mil pares de este tipo de calzado, a un valor declarado en aduanas de 17 millones 524 mil dólares.

En promedio, cada par fue importado en 1.34 dólares, que equivale a 20 pesos al tipo de cambio actual.

En 2013 de esa misma fracción se habían importado ocho millones de pares en 11 millones 336 mil dólares.

Otra fracción que registró importación masiva a precio muy bajo, fue la 6402.20.01, descrita como “calzado con la parte superior de tiras o bridas fijas a la suela por tetones (espigas)”.

Entre enero y noviembre del año pasado se importaron 5 millones 173 mil pares de este calzado, con valor  de 6 millones 865 mil dólares.

Cada par ingresó al país en 1.3 dólares, que equivale en promedio a menos de 20 pesos.

Tan sólo en esas dos fracciones sumaron más de 18 millones de pares a 20 pesos cada par.

Afecta a zapateros locales

Los fabricantes locales de calzado sufren por la competencia masiva de mercancía china.

Mario Becerra, dueño de la marca Zatara, dijo que el calzado chino le pegó a su fábrica, y se vio en la necesidad de recortar su personal, debido a que ha tenido que disminuir su producción.

“Lo único que puedo hacer es enfocarme en la moda y los materiales mexicanos que son de mayor calidad, tratando de no preocuparme por lo chino e innovando en mis diseños”.

Guadalupe Valerio,  gerente de la marca Tongo, coincidió en que la creatividad es lo más importante para hacerle frente a la crisis de la industria del calzado.

Para Luz María González, quien trabaja en Señor Shoes, el calzado chino es barato y atractivo, pero su compra significa dinero tirado a la basura.

Reconoció que sus ventas bajaron 20% por la competencia china. “Normalmente ese tipo de calzado dura sólo dos puestas, después puede verse el cartón con el que está hecho”.

Georgina Gaona, de Plaza Débora, dijo que sus ventas descendieron un 30%.

“Tuve que bajar mis precios para hacerlos más atractivos, lo que es injusto porque estoy vendiendo mis productos de buena calidad al precio que casi cuesta producirlos”.

Guadalupe Montalvo, dueño del local Pablo Montalvo, sus ventas bajaron en un 10%.

“Las personas de otras ciudades no saben distinguir el calzado y si tiene la mala suerte de comprar zapatos chinos, ya no volverá a la ciudad pues tendrá desconfianza de la industria asumiendo que se le vende productos de mala calidad”.

Estela Álvarez, dueña de la zapatería Estrella de Mar, ha visto una baja en sus ventas de calzado casual y deportivo.

“Ahora hay mucho zapato chino, un zapato muy barato y esto para nosotros se ha vuelto muy competido (…) El cliente se va mucho por el zapato económico, a ellos no les interesa si es chino o no, se van sobre el precio”.

Cuando inició su zapatería vendía más de 100 pares diarios, pero actualmente la venta no supera ni las 10 piezas.

“A mis clientes les digo que les vendo calidad, más que nada la piel es mucho mejor que el zapato chino”.

Por Silvia Millán y Patrick Hernández

Fuente: Secretaría de Economía, Dirección General de Aduanas. Información procesada por la Unidad de Periodismo de Investigación de AM

Te puede interesar:

Los campos chinos de trabajos forzados elaborando zapatos

¿Quieres conocer más acerca de China? Da clic en Noticias China y ¡Síguenos!

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios