Actualmente, nuestras vidas se desarrollan a un ritmo acelerado. A tal punto que todo pasa por hacer y llegar con rapidez, también para resolver nuestros asuntos personales y del trabajo, surgiendo muchas veces roces con personas que a lo mejor pudiéramos evitar.

Lo que ocurre es que todo lo que queremos tiene que ser “¡para ya!”, ocasionando que nuestra vida cotidiana no tenga sensatez y uno sea menos amable hacia los demás. Tal es así, que todos estamos inmersos en una época denominada “prisa”. ¡Te invitamos a que escuches nuestra entrevista y nuestro programa dando CLIC al reproductor! >>>

 

¡Síguenos en Facebook Twitter!

¡Suscríbete y recibe nuestro newsletter!

Redacción Radio SOH

cabina@radiosoh.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios