España, objetivo de China

Da clic para ampliar
Su imagen se va haciendo poco a poco popular en España. Wang Jianlin, el multimillonario de China. No sólo es accionista del Atlético de Madrid, también posee el emblemático edificio España en la capital y planea un ambicioso proyecto de construir una megaciudad de ocio en Campamento. Algo similar al proyecto de Addelson, pero sin casinos.

Pero ni es el único millonario chino que va a asentando raíces en España ni tampoco será el último. China ve en Europa y en particular en España como oportunidad de negocio. La crisis económica y el mercado latinoamericano es el acicate. Empresas en quiebra o la baja en sus activos, o sea baratas, y empresas tecnológicas están en el punto de mira de estos inversores asiáticos.

Además, el atractivo se completa con un gran mercado  (45 millones de personas con una renta per cápita de 30.000 dólares), una entrada directa al mayor mercado del mundo por poder adquisitivo, Europa, y  a uno en expansión -el Latinoamericano- donde las empresas españolas son líderes. Y por qué no, en el mercado norteafricano.

Los números cantan. De los escuálidos 66 millones de 2009 se ha pasado a 3.192 millones en 2011. Y la cifra sigue subiendo exponencialmente año a año. Aunque el principal trozo de la tarta va a parar a Luxemburgo, no hay que dejarse engañar. El ducado es simplemente la primera estación del dinero de Pekín que luego se reparte por otros países, fundamentalmente Alemania (12% del total), Suecia (12%) y Reino Unido (11%). En total, China invierte 26.768 millones de euros.

“España es una oportunidad de negocio para las empresas chinas”, subraya Fernando Bayón, presidente de la Escuela de Organización Industrial. “Les sorprendería saber la cantidad de productos de calidad que consumimos en Europa que se fabrican en China, como por ejemplo los contadores eléctricos”.

Las inversiones chinas todavía no han logrado un gran golpe de efecto

A España de momento sólo le llega el 2%, pero los analistas coinciden en subrayar que este porcentaje aumentará sensiblemente en los próximos años. Básicamente, según  un informe de ESADE, falta un gran golpe de efecto, “todavía no se ha producido una gran operación de una empresa local por parte de una china en España (M&A, Mergers & Adquisitions). Sin embargo, actualmente hay más de 50 empresas del gigante asiático que están operando en España” (En España operan actualmente 12.000 empresas extranjeras)

Bayón entiende que la estrategia China del desembarco comenzó a gestarse “hace cinco o seis años y ahora que el panorama económico comienza a aclarse” han pisado el acelerador de las inversiones.

Por sectores de actividad, los inversores chinos han mostrado un especial interés en telecomunicaciones; cuenta con una participación de acciones cruzadas con Telefónica  y Huawei es proveedor de otras empresas españolas en el sector. En similar situación está ZTE.

En energías renovables, un auténtico cuello de botella para la producción en China, operan en España Sinovel Wind o Chint Solar y también se han afincado en nuestro país empresas de logística y puertos. Y tienen presencia los gigantes chinos: COSCO, China Shipping Co., Kerry Logistics y el gran conglomerado Hutchinson Port Holdings.

La banca china también pone sus ojos en España

Mención aparte merece el papel de la banca china en la economía española. Dos de los cuatro grandes bancos ya operan en nuestro país. El ICBC  cuenta con mas de 150 millones de clientes minoristas- y el Bank of China negocia la apertura de una sucursal. Además, los préstamos procedentes de bancos chinos a empresas españolas crecen, como la línea de crédito de 930 millones de euros concedida a Telefónica.

Según ESADE, el acceso a la tecnología, la cercanía a proveedores y clientes claves podrían explicar las inversiones de chinas en España aunque los datos del Observatorio ESADE China Europe apuntan la apertura de un nuevo nicho de negocio: el hotelero y el agroalimentario.

En cambio, a pequeño nivel, “los ciudadanos chinos que viven en España apenas utilizan la banca para financiar sus negocios o sus inversiones. Procuran ser autosuficientes”, señala Bayón, quien señala directamente un doble papel de la banca en nuestro país: como la retaguardia del interés por acceder a empresas tecnológicas o vinculadas al sector del turismo y el ocio y, en un segundo plano, como activos compradores de deuda soberana.

La colonia china, pequeña numéricamente y muy activa en lo económico

Los datos del padrón provisional del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados el pasado abril indican que residen en España 185.250 chinos, tres veces más que en 2004, cuando solo había en el país 60.000 residentes procedentes del gigante asiático.

Es la quinta comunidad de extranjeros en España, por detrás de rumanos, marroquíes, británicos y ecuatorianos. Y fue la única que creció en 2013 de las principales nacionalidades que pueblan el país: 3.549 personas más, un 2%. Son, además, jóvenes: la media de edad es de 29,8 años, según el INE y su actividad fundamental es el comercio y la hostelería, pymes que generan importante volumen de beneficios y cuyos ahorros o intención de inversión resultan más que atractivos para el sector bancario.

Por Enrique Leite

Te puede interesar:

Documental El Secreto de los Nuevos Ricos Los Chinos

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=WuoAm5kR9aE{/youtube}

Redacción Radio SOH

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios