A medida que aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China en torno a Taiwán, el Departamento de Estado estadounidense publicó el 9 de abril nuevas pautas para las interacciones del gobierno de Estados Unidos con sus homólogos de Taiwán, suavizando décadas de restricciones que han impedido que los diplomáticos de Estados Unidos y Taiwán se reúnan, reabriendo la simbólica actividad de “Twin Oaks”.

Un comunicado del Departamento de Estado decía: “Estas nuevas normas amplían la orientación de Estados Unidos sobre los contactos con Taiwán, en consonancia con nuestra relación informal”. El nuevo criterio “fomentará el compromiso del gobierno estadounidense con Taiwán, reflejando la profundización de la relación no oficial entre Estados Unidos y Taiwán”.

La declaración también decía: “El nuevo criterio destaca a Taiwán como una democracia vibrante, un importante socio económico y de seguridad, una fuerza positiva para la comunidad internacional»

Según la Agencia Central de Noticias de Taiwán, las nuevas directrices permitirán a los funcionarios estadounidenses recibir habitualmente a funcionarios taiwaneses en las agencias federales y reunirse con funcionarios taiwaneses en las oficinas de  representación de Taiwan en Estados Unidos.

Además, los funcionarios estadounidenses podían asistir a actividades en Twin Oaks, la antigua residencia del embajador de Taiwán en Washington, D.C., antes de que Estados Unidos transfiriera la soberanía diplomática china de Taipei a Beijing hace 40 años. Sin embargo, el informe también dice que todavía no se les permite participar durante los principales festivales de Taiwán, como el Día Nacional el diez de octubre y otras festividades importantes.

Unos días antes, el ex secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, que levantó las restricciones a los contactos oficiales entre Estados Unidos y Taiwán, se reunió con el representante de Taiwán en Estados Unidos, Hsiao Mei-chin, en el parque Twin Oaks, enviando una clara señal.

Beijing ha intensificado su postura de amenaza militar en la región de Taiwán en los últimos meses, funcionarios militares y civiles estadounidenses han expresado su preocupación por los intentos de Beijing de iniciar una invasión a Taiwán.

Según el Financial Times, un funcionario estadounidense dijo que el nuevo criterio “fomenta la interacción entre funcionarios estadounidenses y taiwaneses” y abrirán asuntos que no eran posibles en anteriores reuniones bilaterales. El informe sugiere que se trata de la última maniobra de la Casa Blanca para disuadir a Beijing de intensificar su agresión en la región.

El Departamento de Estado dijo que el nuevo criterio que emitieron tras una evaluación en el marco de la Ley de Seguridad de Taiwán, La Ley de Garantías de Taiwán fue aprobada por ambas cámaras del Congreso a finales de 2020 y firmada por el entonces presidente Trump.

En respuesta al nuevo criterio de Estados Unidos para Taiwán, la Oficina de Representación Económica y Cultural de Taipei emitió un comunicado el mismo día, diciendo que “acoge con satisfacción el énfasis de la declaración en el fomento de un compromiso más estrecho entre Estados Unidos y Taiwán”. También dijo que Taiwán y Estados Unidos tienen una asociación profunda y duradera basada en valores compartidos e intereses comunes y que espera seguir trabajando con la parte estadounidense para promover una asociación a largo plazo entre ellos.

La Embajada de China Comunista en Estados Unidos y el Ministerio de Asuntos Exteriores del PCCh aún no han respondido al comunicado.

Editor: Song Yue

Reportero: Gao Jianwen

Versión en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios