El Guangzhou Evergrande, vigente campeón de la liga china, fue sancionado este jueves con una multa de 22.500 dólares y dos partidos a puerta cerrada en su campo debido al despliegue de una pancarta contra el independentismo de la vecina Hong Kong.

La Confederación Asiática de Fútbol (AFC) informó de las sanciones en un comunicado tras la reunión que el miércoles celebró su comité de disciplina, una semana después de que ya se adelantara que el club chino iba a recibir algún tipo de sanción.

El castigo con dos partidos a puerta cerrada, en todo caso, se ha suspendido durante dos años, por lo que podría anularse pasado ese periodo si el club y sus aficionados muestran buena conducta y voluntad de no reincidir.

La sanción se debe a los incidentes ocurridos el 25 de abril durante un partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones Asiática entre el Eastern de Hong Kong y el Evergrande, disputado en la excolonia británica y en el que los visitantes, ya clasificados para la siguiente fase, ganaron por 0 a 6.

Según la AFC, los aficionados cantoneses mostraron “discriminación” y “mala conducta” con su actitud en la grada, donde desplegaron una pancarta en la que podía leerse “Aniquilad a los perros británicos, extinguid el veneno de la independencia de Hong Kong”.

La pancarta, determinó el organismo continental, “mostró un mensaje discriminatorio, relacionado con orígenes nacionales y opinión política”, lo que viola los reglamentos de la confederación.

Seguidores del equipo local en el estadio, situado en el popular barrio hongkonés de Mong Kok, trataron de acceder a la grada para retirar la pancarta, pero las fuerzas de seguridad lo impidieron para que no hubiera contacto entre las dos aficiones y riesgo de enfrentamientos.

El incidente muestra el creciente conflicto entre Hong Kong, región con un elevado grado de autonomía, y el resto de China, por la proliferación de movimientos prodemocracia en la excolonia británica, algunos también de talante independentista.

El Evergrande ha ganado las seis últimas ligas chinas y también consiguió la Champions asiática en 2013 y 2015.

El club chino no fue el único sancionado hoy por el comité disciplinario continental, que también dictó castigos contra el Nejmeh SC libanés y el Kawasaki Frontale japonés por similares incidentes protagonizados por sus aficionados en recientes partidos de la Liga de Campeones asiática.

Fuente: La Vanguardia

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios