Antti Pendikainen un deportista finlandés decidió lazarse desde un globo aerostático a unos 4000 metros de altura aunque sin paracaídas.

El vídeo por sí mismo da escalofríos al ver como se va quitando el paracaídas y simplemente se arroja. 

Afortunadamente, unos compañeros lo salvan y todo salió afortunadamente como se esperaba. 

¿Qué te pareció esta prueba extrema?

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios