Falun Dafa bailó en el Festival de las Colectividades en Buenos Aires

(Elina Villafañe/La Gran Época)

Los practicantes de Falun Dafa demostraron sobre el escenario un hermoso cuadro de Danza Clásica China. Además dieron a conocer la práctica y los valores de la cultura tradicional china.(Elina Villafañe/La Gran Época)

BUENOS AIRES – El pasado sábado 27 de septiembre se llevó a cabo el Festival de las Colectividades 2014 organizado por la Dirección General de Colectividades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Falun Dafa estuvo nuevamente presente y se llevó los aplausos y admiración del público.

El evento se realizó desde las 13 horas del mediodía hasta las 19 horas de la tarde, jornada que brindó una tarde soleada, en la Plaza Facundo Quiroga de los Bosques de Palermo. Concurrieron 47 colectividades que desplegaron una amplia oferta gastronómica. Iban desde la dominicana, con sus peculiares jugos batidos de fruta fresca, pasando por la peruana con sus exquisitos helados de coco y hasta la taiwanesa ofreciendo para sorpresa del público la “hamburguesa taiwanesa”.

Además sobre el escenario desfilaron distintivas danzas y músicas de las regiones que participaron. En esta ocación un grupo de cuatro pequeñas practicantes de Falun Dafa representaron a la comunidad de Taiwán de la mejor manera con una danza tradicional de China que deleitó los corazones de la gente.

En medio de los festejos Flor Maris Díaz se detuvo en el stand de Falun Dafa y en diálogo con La Gran Época comentó cómo se vio identificada con la práctica. “Cuando pasé me llamó mucho la atención (Falun Dafa) y las tres palabras fundamentales que tienen: Verdad, Benevolencia y Tolerancia. La verdad que creo que son pilares que tendríamos que tener bien adelante, que tendríamos que tener todos en la vida”.

¿Qué es Falun Dafa?

Falun Dafa es una antigua práctica china de la Escuela Buda que enseña los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia; y consta de cinco ejercicios suaves y meditación. Actualmente es practicada por más de 100 millones de personas alrededor de los cinco continentes.

Si bien es de origen chino, hace 15 años es reprimida y perseguida brutalmente por el régimen comunista chino desde 1999. Se calcula que ya se ha cobrado la vida de miles personas. Según informes de organismos de derechos humanos, el alcance de esta campaña de persecución no tiene precedentes, llegando incluso a implicar la sustracción de órganos de practicantes vivos para luego ser utilizados en trasplantes, un crimen atroz organizado por el régimen comunista mismo desde sus más altos niveles.

Al respecto, Flor Maris Díaz comentó que un amigo de ella trabaja en China y le transmite lo afortunada que es ella al poder practicar libremente su culto, ya que él allá se tiene que esconder. “Y un amigo de él, que practica lo mismo, está preso, no se ha sabido nunca más de él. En realidad no le he preguntado más, pero está preso. No sé en qué parte de China está porque hablamos relativamente poco, mucho no me detalla”, aseguró la joven.

Por Florencia Parrado – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios