Falun Dafa desfila en Buenos Aires

En medio de las celebraciones por el Día de la Patria, practicantes de la milenaria disciplina espiritual de origen chino desfilaron con el estandarte de Verdad, Benevolencia, Tolerancia.(Daniel Musa/La Gran Época)

El pasado 25 de mayo, en el marco de los festejos del día patrio argentino, se celebró el evento “Las Colectividades celebran la Patria”, organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que atrajo un numeroso y entusiasta público. El encuentro fue en Parque Patricios, donde concurrieron más de cuarenta colectividades que participaron del desfile engalanadas con sus trajes típicos.

Hubo más de 80 stands presentando una variada propuesta gastronómica, donde se ofrecían platos, postres y bebidas propias de cada región.

Con vestimentas típicas argentinas, la Asociación Criolla Argentina desfiló con más de 50 caballos y jinetes. Dicha asociación se destacó en la organización artística del evento con trajes gauchos y un gran pericón, tradicional danza de la llanura pampeana, bailado con alegría por casi todos los asistentes.

En el desfile participaron los practicantes de Falun Dafa, milenaria disciplina de origen chino de la Escuela Buda para cultivar y refinar cuerpo, mente y espíritu, que se enseña de forma libre y gratuita en Argentina desde el año 2000. Actualmente se calcula que es practicada por más de 100 millones de personas en más de 120 países.

En su discurso de cierre, Claudio Avruj, Subsecretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, puso especial énfasis en la paz, en la coexistencia de las diferentes creencias y religiones. Saludó calurosamente a las colectividades presentes, destacando que las mismas otorgan una característica que hace única a la ciudad.

La “bandera de Dios”

Alzando los estandartes de Verdad, Benevolencia, Tolerancia y vestidos de amarillo, los practicantes de Falun Dafa marcharon con la música y demostrando los ejercicios de la práctica, recibiendo la atención del público, que se mostró muy interesado en informarse sobre Falun Dafa, sus valores y principios que elevan el espíritu humano.

Una señora al ver el estandarte de Verdad, Benevolencia, Tolerancia, exclamó con emoción: “Esta es la bandera del futuro que une a toda la humanidad y hoy fueron ustedes quienes la trajeron. ¡Ésta es la bandera de Dios!”.

Y es que Falun Dafa, además de comprender una serie de ejercicios para fortalecer y mejorar la salud, tiene como eje principal el estudio y la asimilación a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Por su influencia positiva en la sociedad, ha recibido más de 1000 títulos honoríficos de gobiernos locales en Canadá, Australia, EE.UU., muchos países de Europa y otros.

En Argentina, las profundas enseñanzas de Falun Dafa se han difundido por todo el país y se puede acceder a las prácticas gratuitas de los ejercicios en Córdoba, Corrientes, Chaco, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán, Santa Cruz y Misiones. En Buenos Aires, la práctica es enseñada en Barrancas de Belgrano, Tribunales y Caballito.

Perseguidos hasta la muerte por su fe

En Buenos Aires puede verse a los practicantes de Falun Dafa todos los fines de semana en el Barrio Chino de Buenos Aires, informando a los transeúntes sobre una realidad atroz que acontece actualmente: Falun Dafa fue prohibida en China desde 1999 y sus practicantes son perseguidos, torturados y asesinados, llegando incluso a sustraerse los órganos de practicantes vivos para su comercio clandestino.

Naciones Unidas, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, entre otros, han registrado esta persecución. Recientemente, el Parlamento Europeo se pronunció en contra de la sustracción de órganos, al igual que el Senado de Italia, Canadá, Australia, entre varios otros países. Estos crímenes están siendo juzgados hoy en Argentina, luego de que la Cámara de Casación reabriera el caso en abril de 2013.

Por Diego Colombres Garmendia y Manuel Pascual – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios