Recientemente, los medios estadounidenses informaron que el equipo de Biden gastó enormes sumas de dinero en Pensilvania para usar la mano de obra del mafioso de Filadelfia para ayudar a falsificar boletas con el fin de ganar la elección mediante el fraude.

El abogado del equipo de Trump y el director ejecutivo del Centro Estadounidense para el Derecho y la Justicia Jordan Sekulow tuiteó el 16 de noviembre: “Por favor, consulte al líder de las elecciones de 2020. Registre lo ‘exclusivo’, vea cómo la tríada de Filadelfia ayudó a robar las elecciones y por qué podría volverse en contra de Biden”.

Según un informe del «Buffalo Chronicle» compartido por los abogados del equipo de Trump, el jefe mafioso de Filadelfia, el flaco Joey Merlino, trabajó principalmente en el nivel más alto de la mafia italiana en los viejos tiempos, su terreno principal también está en Florida, pero «estuvo involucrado en el mayor robo del siglo: el fraude en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020».

Según el informe, Merlino fue acusado de prepararse para exponer los hechos sobre cómo ayudo al equipo de Biden a falsificar boletas. La noticia se extendió en su círculo y recibió mucho apoyo. «Porque la gente en esta industria cree que un buen gobierno es la clave para restaurar su influencia política en su comunidad».

Una persona conocida de Merlino dijo a los medios de comunicación que es posible que Merlino simplemente quiera oponerse a Biden y al personal del equipo político de Pensilvania, quienes ayudaron a Biden a colocar alrededor de 300.000 órdenes de votación falsas.

La fuente dijo que debido a que Biden prometió pagar una gran suma de dinero, Merlino y un equipo principal produjeron estos votos a un precio de $10 USD por boleta. Tres días de trabajo les permitieron cosechar hasta $ 3 millones. Empacaron las boletas falsas en cajas de cartón sin nombre, luego las colocaron fuera del Centro de Convenciones de Filadelfia y las mezclaron con las otras boletas.

Según una persona anónima familiarizada con el asunto, Merlino sacó de dos casas privadas las boletas preparadas y pidió a algunos asociados de confianza que marcaran las boletas en blanco con un bolígrafo. Se les pagó más de $ 1,000 por hora y pudieron producir miles de votos por hora durante más de 60 horas consecutivas. La persona dijo que el equipo de Biden estuvo dispuesto a pagar en efectivo por su fraude.

Según el informe, unas horas antes del final de la votaciones en la noche de las elecciones, los agentes demócratas de la oficina de elecciones generales de Filadelfia le proporcionaron a Merlino cajas con boletas en blanco y él transportó las boletas a dos hogares privados en el sur de Filadelfia. A las 10 en punto de esa noche, la gente de Merlino pudo producir más de 3.000 votos por hora y la capacidad de producción siguió acelerándose. Más tarde, pudieron producir más de 6.000 votos por hora.

Los conocedores afirman que si el presidente de los Estados Unidos, Trump, está «dispuesto a permitir que este matón a largo plazo se deshaga por completo de sus antecedentes penales de décadas», Merlino puede estar dispuesto a testificar en la audiencia del Congreso sobre la elección de Biden, y declaró que «esto será el testimonio más importante del Congreso». El informe decía que Merlino también esperaba que lo perdonaran por fraude electoral.

«Quiere un historial limpio», dijo una fuente, «pero lo más importante es que espera que este gran país pueda beneficiarse de su testimonio».

Informes relacionados han recibido comentarios positivos de miembros del equipo legal de Trump, pero actualmente no existe otro canal de verificación.

Sobre esta noticia, la comentarista de asuntos de actualidad, Jennifer Zeng también tuiteó y comentó sobre las acciones fraudulentas de Biden, diciendo que «es suficiente para hacer un éxito de taquilla».

Reportero: Zhong Xuan

Editor: Ye Xia

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/443950

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios