¿Golpe de Estado en Birmania vinculado al PCCH? El portavoz del partido gobernante alemán pide a la UE una investigación

0
162
Min Aung Hlaing (izquierda), el comandante en jefe de las fuerzas armadas de Birmania que dio el golpe, se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores del PCCH, Wang Yi, el pasado día 12 de enero, lo que ha llevado a los círculos políticos internacionales a cuestionar el papel del PCCH en el golpe. (AP)

Los militares de Birmania dieron un golpe de estado el 1 de febrero, deteniendo a altos cargos del gobierno, entre ellos Aung San Suu Kyi y el presidente Win Myint, por «supuesto fraude electoral», tomando el control del país y declarando el estado de emergencia. Jürgen Hardt, portavoz de política exterior del partido gobernante alemán (la coalición) en el Bundestag, cree que el PCCH está detrás del golpe de Estado en Birmania.

En una entrevista concedida a la Deutsche Welle el 1 de enero, Hardt afirmó que hay muchos interrogantes sobre el golpe de Estado en Birmania y que el PCCH podría haber alentado a los militares en este golpe. Explicó que el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, acababa de visitar Birmania en enero, se había reunido con representantes del ejército birmano, y ahora se producía el golpe de Estado. «Quizás la parte china había animado al ejército birmano a tomar el control del país en ese momento, o los militares birmanos se vieron alentados por la visita del ministro de Asuntos Exteriores del PCCH”.

Por ello, el portavoz de política exterior de los partidos alemanes CDU y CSU en el Bundestag pidió a la UE que realizara una investigación detallada de las circunstancias en que se produjo todo el golpe de Estado en Birmania y que lo debatiera abiertamente en el Consejo de Seguridad de la ONU si hay pruebas de la participación china o de otros países en el golpe.

Además de Hart, la ex relatora especial de la ONU sobre los derechos humanos en Birmania y actual profesora de la Universidad de Seúl (Corea del Sur), Yanghee Lee, también declaró a la Deutsche Welle que el golpe de Estado en Birmania contó con el apoyo del PCCH y de Rusia. Por su parte, Tom Andrews, actual enviado de la ONU a Birmania, dijo: «Esto es un verdadero golpe de estado. Los militares birmanos han bloqueado completamente el país». También cree que el Consejo de Seguridad de la ONU puede idear contramedidas eficaces para que los militares birmanos se den cuenta de que no deben derrocar una democracia incipiente y dar un golpe de estado a toda una nación.

La junta militar de Birmania mantiene estrechos vínculos con Beijing

Tras la noticia del golpe de Estado en Birmania, países democráticos como Estados Unidos, Reino Unido, la ONU, la UE, Japón y Australia han condenado las acciones de los militares birmanos y han pedido la liberación inmediata de los implicados. El PCCH no ha adoptado una postura clara, demostrando que «se mantiene al margen de la situación». Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino se limitó a decir que China había tomado nota de los acontecimientos en Birmania, estaba en proceso de informarse más sobre la situación, añadiendo que esperaba que ambas partes manejaran adecuadamente sus diferencias dentro del marco constitucional y legal, mantuvieran la estabilidad política y social.

Los medios de comunicación oficiales también han evitado sistemáticamente utilizar el término «golpe», en su lugar han utilizado el término de los militares birmanos para referirse a una «remodelación masiva del gobierno actual». Hay informes de que el gobierno militar de Birmania ha mantenido estrechos vínculos con el PCCH durante la dictadura militar. Beijing tampoco ha dejado de lado a los militares desde que la Alianza Democrática de Aung San Suu Kyi llegó al poder. Durante la visita de Xi a Birmania a principios del año pasado, además de reunirse con Aung San Suu Kyi, no olvidó concertar un encuentro con el comandante en jefe del ejército de Birmania, Min Aung Hlaing.

Cuando Wang Yi visitó Birmania en enero de este año, también se reunió con Min Aung Hlaing y otras figuras militares de Birmania. Durante la reunión de Wang con Min Aung Hlaing, el general habría planteado que las elecciones de noviembre fueron fraudulentas.

Según los medios de comunicación oficiales del PCCH, Min Aung Hlaing declaró durante su reunión con Wang Yi en enero que profundizaría firmemente la amistad entre Birmania y China, reforzaría la cooperación integral entre ambos países, seguiría apoyando la postura de China en las cuestiones relacionadas con Taiwán, Hong Kong y Xinjiang. También dijo que China es el eterno buen amigo de Birmania, la amistad y la cooperación entre Birmania y China deben seguir desarrollándose y profundizándose, el Ejército de Birmania está dispuesto a seguir desempeñando un papel activo con este fin.

Experto: El proyecto de la franja y la ruta de Birmania temen ser cambiado tras el golpe de Estado

Birmania, colinda con la provincia china de Yunnan, es un importante enlace con el Océano Indo-Pacífico en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta del PCCH, los recursos de materias primas, la ubicación estratégica del país es de gran importancia para el PCCH.

Según Radio Free Asia, Chong Ka Ying, profesora asociada de ciencias políticas en la Universidad Nacional de Singapur, dijo “la toma de posesión militar en Birmania anularía los acuerdos anteriores con China. Dijo que los intereses del gobierno central, las comunidades locales de Birmania no son compatibles e incluso pueden estar en conflicto, un nuevo régimen tendría que negociar con las diferentes localidades para que acepten su jurisdicción. Esto tendrá un impacto más crítico en el desarrollo continuo de la franja y la ruta de Birmania, quien se va a encargar de lo que trajo China con el proyecto la franja y la ruta, los diferentes intereses de materia prima, y los precios, creo que va a llevar un tiempo para reajustar”

La inversión más importante de Beijing en Birmania es el puerto de aguas profundas y la zona industrial de 1.300 millones de dólares que se están construyendo en el estado occidental de Rakhine. Los inversores occidentales se han negado a venir debido a la violencia existente en el estado de Rakhine, aunque el PCCH ha apoyado firmemente el plan de desarrollo. Mientras tanto, las empresas chinas están construyendo embalses y oleoductos en Birmania, que la población local acusa de destruir el entorno natural del país.

Editor: Chan Qing
Corresponsal: Chen Yiran

Versión original en chino: m.soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios