El sitio web de noticias Washington Free Beacon publicó un largo artículo el Lunes 6 de Julio titulado “Desde Antes en China: Como el comercio de películas estadounidenses se convierte en parte del Imperio de Hollywood del PCCh”. Este artículo toma como ejemplo a la empresa de inversión China Bison Capital, y detalladamente analiza cómo el PCCh utiliza a la empresa privada para comprar a Hollywood, haciendo que esta “máquina de propaganda occidental” sea moldeada y manipulada a su favor, al mismo tiempo convirtiéndose en una herramienta para el “poder blando” del PCCh.

El artículo dice: Durante los últimos 10 años, cada vez más los espectadores de las películas americanas han experimentado una situación impresionante: ahora, cuando ellos ven una película, mucho de su contenido se ha transformado de acuerdo con los intereses del PCCh.

Hay ejemplos desde la película Top Gun: Maverick, donde de su chaqueta arranca una bandera de Taiwán, hasta Red Dawn, donde utilizan tecnología digital para cambiar a China por Corea del Norte. El PCCh claramente está influenciando más y más los asuntos políticos a través de las películas Estadounidenses. Actualmente el mercado de películas de Hollywood está manipulado para orientarse en dirección a los intereses del PCCh, en un intento de tener una oportunidad para entrar al mercado de medios más creciente del mundo. El efecto de la influencia de esta operación es obvio, pero el mecanismo que lo empuja está encubierto por las intrincadas redes de relaciones corporativas.

Sin embargo, dentro de esta intrincada y confusa red hay una historia sobre Cinedigm, una principal compañía independiente de comercio de películas y televisión. Su servicio anteriormente consistía en distribuir programas de televisión y películas a vendedores físicos y digitales como Netflixy, iTunes. En 2017, Cinedigm fue comprada por una compañía de inversión China, Bison Capital, consecuentemente, se convirtió en el pionero para darle a la audiencia Estadounidense contenido y películas chinas.

La complicada historia entre Bison Capital y Cinedigm está correlacionada con el auge y la caída de Hollywood, la fortuna de la industria cinematográfica china, así como la influencia omnipresente pero al mismo tiempo extremadamente oculta del PCCh, todo este drama podría fácilmente convertirse en una gran película de Hollywood.

El Declive de la Industria cinematográfica de Hollywood

Cinedigm, fundado en Marzo del año 2000, inicialmente tenía un nicho de negocio que consistía en convertir los cines antiguos en cines de pantallas digitales. Durante todos esos años convirtió cerca de 13,000 pantallas y proclamó ser un vanguardista en este campo.

Sin embargo después de que inició la década del 2010, ya no había más mercado para este nicho de negocio, entonces cambiaron de segmento a la distribución de películas. En Julio de 2017, Cinedigm de hecho vendió su negocio de comercio de películas físicas y electrónicas. El nuevo CEO, Chris McGurk, indicó que él llevaría a cabo las acciones necesarias para desarrollar a la empresa en la industria del software y el contenido de cine y televisión independiente.

Después de cambiar de giro, Cinedigm no tardó y en las primeras etapas de desarrollo tuvo éxito. A finales del 2013, ya se había convertido en el distribuidor más grande de cine y televisión independiente de Estados Unidos y además estaba tratando de participar en un acuerdo de $51 millones de dólares con Gaiam para comprar bibliotecas de contenido de WWE, NFL, Hallmark y otras compañías.

Pero para la mala suerte de Cinedigm, el acuerdo con Gaiam no tuvo éxito, por el contrario, le causó grandes pérdidas. En Agosto de 2014, Cinedigm reportó un incremento de ingresos inferior a lo anticipado, y en 2015 levantó una demanda por $30 millones de dólares en contra de Gaiam, por causa de fraude (aunque ambas empresas llegaron a una conciliación más tarde.

Más tarde, como resultado de un préstamo de $60 millones de dólares, el valor de las acciones de Cinedigm se desplomó, teniendo pérdidas de 11 millones de dólares en solo un trimestre. Cuando llegó el final del 2017, sus pasivos alcanzaron $250 millones de dólares; mientras sus activos totales eran de $177 millones de dólares.

¡Cinedigm necesitaba ayuda urgente!

Inversión de capital Chino

El 29 de Junio de 2017, Cinedigm llegó a un acuerdo de negocios con la oficina principal de Bison Capital Investment Company en Hong Kong (China). Esta transacción intercambió los últimos 20 millones de acciones de Cinedigm (como la parte mayoritaria de la empresa)  por $30 millones de dólares en efectivo y $10 millones de dólares a crédito. Dos ejecutivos de Bison Capital, Tom Bu y Xu Peixin, se integraron a la mesa directiva de la compañía.

Previamente, para intentar ingresar a Hollywood, Bison Capital Investment Co. Ltd, invirtió en agencias de talento Estadounidenses y compró una parte de Resolution Talent and Literary Agency. A pesar de ello, no pudieron pagar así que el acuerdo se revocó.

Bison Capital es meramente una parte del agresivo acercamiento de las empresas Chinas a Hollywood. En Enero de 2016, el Grupo Wanda, que tiene su oficina central en Beijing, compró a la compañía Legendary Entertainment, que puede ser uno de los casos de adquisiciones más importantes.

Un ex-ejecutivo de una compañía de cine China, Chris Fenton, dijo a Washington Free Beacon que el agresivo acercamiento de China a Hollywood es deliberadamente un interés del PCCh, así como un interés comercial.

Después de las Olimpiadas de 2008 en Beijing, el PCCh estaba impaciente por expandir su influencia a través de la industria cinematográfica. Empezó a dar luz verde a las películas filmadas en China, o a las películas que dependían de China. Por ejemplo Iron Man 3, que fue producida y estrenada por Fenton en China, produciendo un margen de ganancia de $121 millones de dólares.

Fenton mencionó que esto provocó el interés de las empresas Chinas; el PCCh apoya a las empresas Chinas para que ingresen a Hollywood, ya que representa para ellos la “máquina de propaganda occidental” para lograr el “golpe de propaganda” que tienen como objetivo. Pronto después de eso, las compañías Chinas compraron Hollywood. Los empresarios Chinos se hicieron ricos y el PCCh también obtuvo el poder de influencia mediática que necesitaba.

Bajo el control de Bison Capital, Cinedigm se ha convertido en el gigante Chino de la industria cinematográfica.

Solo algunos meses después de la inversión China, Cinedigm anunció una alianza estratégica con otra empresa de base en China, Starrise Media, permitiendo que Cinedigm pudiera distribuir películas Estadounidenses en China (siendo uno de los muy pocos distribuidores en China), al mismo tiempo permitiéndole la distribución de películas Chinas en Estados Unidos. Después, estableció acuerdos con otras 6 empresas Chinas.

Cinedigm también empezó a transmitir varios programas de televisión y películas a través de su plataforma de internet para la audiencia Estadounidense, incluyendo géneros desde drama, ciencia ficción y hasta cocina.

Al mismo tiempo, las acciones de Cinedigm pasaron de su peor punto, cuando estaban valuadas en $0.29 dólares, hasta llegar a su máximo más reciente de $4.00 dólares cada una. Cinedigm presume que su cooperación con empresas Chinas benefició de forma importante a ambos países para poder colaborar en el acuerdo “Belt and Road Initiative”.

La manipulación y el trasfondo detrás de la inversión China son cosas complicadas

Esta vez, la inversión le dió a Cinedigm una ganancia urgente e inesperada, al mismo tiempo le permitió a Bison Capital entrar al mercado de medios de Estados Unidos. Esperamos que las motivaciones de esta empresa China sean económicas.

Las sociedades de capital que participan en Bison Capital ya se extendieron por todo Estados Unidos, Hong Kong y China continental, y gracias a sus complejas conexiones escondieron sus antecedentes legales.

Según la evidencia de la Comisión Reguladora de Valores de Estados Unidos, los registros muestran que los propietarios detrás de Bison Capital involucran a miembros del PCCh, las fuerzas armadas de China, y además a empresas controladas por el PCCh.

El PCCh evidentemente usa sus medios masivos para ejercer su poder blando e influenciar a Estados Unidos. Según Zach Cooper, un experto Chino del American Enterprise Institute, controlar a una empresa Estadounidense a través de un intermediario Chino es una forma clásica de operar del PCCh.

“Las personas formadas por el PCCh obedecen la voluntad del PCCh, de esta forma el PCCh puede utilizarlas para hacer relaciones en vez de tener trato directo con otras personas, y así forzar el uso de sus multitudes de palancas y el uso del mercado Chino como carnada” dijo Cooper.

Comprar Cinedigm es solamente uno de los muchos movimientos recientes realizados por el PCCh para aumentar su influencia en Hollywood. En 2015 estas acciones despertaron la atención del Comité de Asuntos chinos en el Congreso de los de Estados Unidos. Los analistas anotan que la censura de China justamente está afectando y continuará influenciando a la audiencia Estadounidense, al mismo tiempo que limita la libertad creativa de las compañías de cine y televisión.

En otras palabras, hacer películas en China y para China es una concesión al PCCh, y los negocios basados en esto, significan concesiones totales.

Reportero: Ling Hao

Editor: Yang Xiao

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/398242

 

 

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios