Manifestantes de Hong Kong repudian la violencia policial

Protestas en HongKong-Octubre 15/2014

Protestas en HongKong-Octubre 15/2014
Manifestantes repudian la vilolencia policial-Octubre15/2014
Miles de manifestantes pro-democráticos sostienen pancartas que dicen “policía negra” en protesta por la violencia ejercida por la policía al desalojar a los manifestantes de un túnel principal de Hong Kong que habían ocupado poco antes..

HONG KONG – Poco después de que la policía liberara una calle principal que los activistas habían ocupado en las primeras horas del miércoles, comenzaron a aparecer videos de la violencia ejercida por la policía. Un segmento de cuatro minutos muestra a varios oficiales pateando a un activista que estaba tendido en el piso boca abajo y el cual ya había sido contenido, en una aparente represalia por rociarlos con agua.

Los altercados ocurrieron alrededor de las 4 de la madrugada, mientras la policía recuperaba una calle principal que los empleados de gobierno utilizan para ir a trabajar. La policía derribó a estudiantes y a jóvenes activistas. En el caso de Ken Tsang –el activista esposado cuya golpiza fue captada por las cámaras– se abalanzaron sobre él cuando pensaron que nadie los veía.

Esto produjo la condena más directa a la policía por parte de los manifestantes, que anteriormente se mostraron de alguna manera solidarios con el dilema de la policía, acorralada entre la voluntad del gobierno y la ocupación de las calles principales por parte de manifestantes.

Alan Leong, líder del Partido Cívico, dijo en un comunicado que la acción policial fue un “desvergonzado abuso de poder”. Y enfatizó que los oficiales implicados deberían ser investigados.

En un acto anti-violencia realizado en la noche del miércoles, cientos de manifestantes sostuvieron pancartas con las palabras “Policía negra”. Sostenían las pancartas al revés, porque la palabra para “al revés” es la misma que “oposición”. Así simbolizaron que se oponen a la “policía negra”.

“¡La policía debe pedir perdón! ¡La policía debe pedir perdón!”, gritó Joshua Wong, coordinador del grupo estudiantil Scholarism y uno de los rostros del movimiento activista.

Lester Shum, vicesecretario de la Federación de Estudiantes de Hong Kong –la otra organización principal que coordina abiertamente los eventos– dijo, “Los policías que ejercieron la violencia deben ser arrestados, investigados y arrojados a la cárcel”.

“Cuando éramos pequeños nos dijeron que la policía estaba para ayudarnos, pero ahora es lo contrario”, dijo Shum.

La multitud respondió, “¡Arresten a la policía negra! ¡Arresten a la policía negra!”

El enojo con las autoridades era evidente, aunque había menos manifestantes presentes que en ocasiones anteriores. Aunque las carpas ocupan mucho especio, por lo que es más difícil calcular el tamaño de la convocatoria.

A diferencia de las más de 10.000 personas que estuvieron presentes en los días posteriores al 28 de septiembre, cuando la policía utilizó gases lacrimógenos contra los manifestantes, este miércoles hubo probablemente algunos miles en la calle Harcourt, la principal zona ocupada.

Algunos leen novelas, otros estudian gráficos para el trabajo o la universidad, y muchos miraban sus teléfonos mientras se daban los discursos.

“He estado aquí todos los días excepto ayer”, dijo Charlotte Li, estudiante de medios creativos. “Lo que pasó está claro. Sentí que era una locura. La policía cargó contra los manifestantes como una fuerza militar”.

“Hace años que soy activista”, dijo su amigo Miles Wong, cineasta. “He visto muchas veces a la policía utilizar la violencia para lidiar con las protestas. Para mí, esto se veía venir. Pero la gente está enojada”.

Él analizó que la asistencia relativamente limitada se debió a que era día de semana. “A la gente de Hong Kong le encanta trabajar. Mucho”.

El miércoles, Ken Tsang, el hombre cuya golpiza fue capturada en video, hizo declaraciones a la prensa en la Estación de Policía del Punto Norte, y dijo que fue “brutalmente atacado” mientras se encontraba “completamente indefenso”. Planea iniciar una demanda. Los canales de TV locales han transmitido repetidamente el video de Tsang siendo arrastrado a un rincón del Parque Tamar para ser pateado y pisoteado.

Pero la violencia evidentemente no frenó a los manifestantes. En las primeras horas del jueves, 24 horas después de que ocuparan y fueran desalojados del túnel Lung Wo, una de las principales arterias de la ciudad, estaban nuevamente invadiendo dicha ruta y obligando a la policía a mantenerlos a raya.

“Dejen de avanzar o usaremos la fuerza”, decían las pancartas que sostenía la policía.

Por Matthew Robertson – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios