Un terremoto de magnitud 7,5 sacudió el centro de Indonesia el pasado viernes 28 de septiembre de 2018, provocando posteriormente un tsunami.

Palu, la capital provincial con una población de más de 380 mil personas, estaba salpicada de escombros de inmuebles que colapsaron.

La agencia de gestión de desastres emitió una alerta de tsunami la cual retiró poco después, sin embargo se han viralizado en las redes sociales imágenes de una enorme ola arrasando la ciudad de Palu.

El portavoz de la agencia de desastres Sutopo Purwo Nugroho dijo que tan solo en la ciudad de Palu han muerto 385 personas, se cree que esta cifra seguirá creciendo en las siguientes horas. También aumenta el número de desaparecidos y el número de desplazados supera los 16, 500.

Nugroho dijo que aún se desconoce el paradero de entre “decenas y cientos” de personas que participaban en un festival en una playa de Palu cuando se suscitó el tsunami.

El agua dejó parcialmente sumergida una mezquita que ya tenía dañada la cúpula por el sismo. (Captura de video)

Las ciudades cercanas de Donggala y Mamuju, Sulawesi Central también fueron devastadas por el tsunami de máximo 3 metros de altura. Estas localidades aún no reciben ayuda debido a los daños en las rutas de acceso y las telecomunicaciones.

Los hospitales no daban abasto con la llegada masiva de víctimas y muchos heridos están siendo tratados en el exterior.

El fuerte temblor se sintió a cientos de kilómetros de distancia y apenas se tienen noticias de fallecidos en Donggala. No sabemos nada de Donggala y eso es muy preocupante”, dijo Jan Gelfand, miembro de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Yakarta. Allí viven más de 300 mil personas. Esto ya es una tragedia, pero podría ser mucho peor”, añadió.

El presidente de Indonesia dijo la noche del viernes que ya giró órdenes al ministerio de Seguridad para coordinar la respuesta gubernamental ante el sismo y el tsunami en Célebes. Joko ‘Jokowi’ Widodo dijo también a la prensa que llamó al jefe del ejército para que ayude en las labores de búsqueda y rescate.

Indonesia es propensa a los terremotos debido a su ubicación en el “Anillo de Fuego”, un arco de volcanes y fallas sísmicas en la Cuenca del Pacífico.

En diciembre de 2004, un enorme terremoto de magnitud 9,1 frente a Sumatra, al oeste de Indonesia, desencadenó un tsunami que cobró la vida de 230 mil personas en una docena de países.

 

Redacción Radio SOH

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios