Durante la actual pandemia, el creciente gasto en asistencia sanitaria universal se ha convertido en una pesada carga para los gobiernos. La prevención de epidemias y la atención sanitaria, así como la mejora de la salud física y mental de la población, son cuestiones importantes en la actualidad para los gobiernos y la profesión médica. En este sentido, la revista médica estadounidense Health Behavior and Policy Review, publicó recientemente un estudio que mostraba que entre el 70 y el 89 por ciento de las personas que padecían enfermedades crónicas mejoraban o se curaban tras aprender Falun Gong.

Una encuesta con resultado sorprendente

La revista médica estadounidense Health Behavior and Policy Review publicó un estudio titulado “A Survey of Medical Health Insurance Use and Health Status of Falun Gong Practitioners in Taiwan” (Encuesta sobre el uso del seguro médico y el estado de salud de los practicantes de Falun Gong en Taiwán), del que son coautores el ex profesor adjunto Yu-Huei Hu, de la Universidad Nacional de Taiwán, el profesor Lishan Huang, de la Universidad Nacional Tsing Hua de Taiwán, el doctor Jun-Yen Yeh, de Big Pharma, en Estados Unidos, y el profesor asociado Mai Ho, de la Universidad de Washington en San Luis.

El informe describe a Falun Gong como una práctica de qigong que cultiva el cuerpo, la mente y se centra en mejorar el carácter moral. En este estudio, se investigó el estado de salud, la utilización de recursos médicos y los factores relacionados de los practicantes de Falun Gong en Taiwán, en comparación con los propios practicantes antes y después de la práctica de Falun Gong, y con referencia  con las normas generales en Taiwán, según lo informado en la Encuesta Nacional de Salud de 2001 (NHIS). El informe dice que Falun Gong se extendió rápidamente por todo el mundo tras su introducción en 1992. Además de la similitud con otro qigong y el yoga, que practica ejercicios dinámicos y estáticos, Falun Gong hace hincapié en el cultivo y el mejoramiento de la moral con la guía de los principios de “verdad, benevolencia y tolerancia”.

Grupo de practicantes de Falun Gong en Taiwán es elegido para la investigación médica

El estudio médico iba a realizarse originalmente en China continental, que tiene una población estimada de más de 70 millones de practicantes de Falun Gong, pero como el PCCh comenzó a perseguir a Falun Gong desde 1999, el equipo de investigación decidió a finales de 2002 seleccionar a Taiwán, que tiene el segundo mayor número de practicantes de Falun Gong, para realizar una encuesta.

La encuesta utilizó el “Short Form of Health Survey” (SF-36), de uso internacional, para evaluar los cambios físicos y mentales de más de 1.000 encuestados, incluidos los cambios en el uso del seguro médico, en las enfermedades crónicas,  en los malos hábitos, como el tabaquismo y el abuso del alcohol, antes y después de la práctica.

Según los resultados del estudio, las puntuaciones medias de los practicantes de Falun Gong en ocho indicadores, incluidos los de “salud física” y “salud mental”, eran más altas que las de “funcionamiento físico” y “funcionamiento social”. Las puntuaciones medias de los seis indicadores restantes fueron significativamente más altas que las del público en general, excepto las puntuaciones de “función física” y “función social”, que no fueron significativamente diferentes de las del público en general. Además, las puntuaciones del “estado de salud física” y de las “limitaciones de funciones por problemas emocionales” fueron significativamente mejores que las del público en general. Los practicantes de Falun Gong mayores de 65 años obtuvieron una puntuación significativamente mejor que el público en general en los ocho indicadores de salud física y mental.

Las consultas médicas de los practicantes de Falun Gong disminuyen considerablemente y casi el 40 por ciento no utiliza el seguro médico

El estudio investigó las 10 principales enfermedades crónicas que causan la muerte en Taiwán, antes de comenzar la practica había cantidad de enfermos incluidas las enfermedades cardíacas, la diabetes, las enfermedades pulmonares y la hipertensión. Se descubrió que el 19,3% de los practicantes de Falun Gong sufrían enfermedades cardíacas antes de la práctica, en comparación al promedio del público en general el 6,8%; el 6,4% sufría diabetes, el promedio público en general 4,5%; el 18,3% sufría enfermedades pulmonares, el promedio público en general 5,2%; el 16,5% sufría hipertensión, el promedio público en general 11,3%.

Sin embargo, después de practicar Falun Gong, entre el 70 y el 89 por ciento de los que padecían estas enfermedades crónicas mejoraron o se curaron.

En cuanto al número de consultas médicas de los practicantes de Falun Gong antes y después de la práctica, el informe muestra que el promedio de consultas de los practicantes de Falun Gong antes de la práctica era de 12 visitas al año, lo que es similar al promedio de consultas del público en general en Taiwán entre 1995 y 2000. Sin embargo, después de la práctica, el promedio de veces que los practicantes de Falun Gong acudieron a la atención médica se redujo a seis y el número de los que nunca habían recurrido a los servicios sanitarios universales aumentó significativamente, pasando del 6,7% antes de la práctica al 38%, lo que indica una disminución significativa de la necesidad de atención médica.

Más efectiva será tu salud física cuando prestes más atención a la salud mental a través de elevar la moralidad humana

En el informe de comportamientos que repercuten negativamente en la salud, como el tabaquismo y la adicción al alcohol, el informe muestra que de los más de 1.000 encuestados, 213 habían tenido el hábito de beber o fumar antes de comenzar a practicar, y que el 74,2% de los participantes dejó de beber y el 79,2% dejo fumar después de la práctica.

En el informe sobre el efecto de la duración de la práctica en la salud física y mental, mostró que cuanto más tiempo tienen en la práctica, más altos eran los ocho indicadores de salud física y mental; estadísticamente, todos ellos tuvieron cambios significativo. Entre ellos, el número de años de práctica tuvo un mayor efecto en la mejora de la salud mental, disminuyó considerablemente el dolor físico por el padecimiento anterior y aumentó su actividad social.

Además, el estudio también descubrió que cuanto más se estudiaba Zhuan Falun, el libro de Falun Gong, más mejoraba la mente y más fuerte era su salud; sin embargo, si sólo se practicaban los movimientos pero no había un cambio en su corazón, el mejoramiento de la salud seria limitada.

La práctica de Falun Gong ayuda a optimizar el sistema inmunológico

Dado que el virus comunista chino (neumonía de Wuhan) está haciendo estragos en todo el mundo, además de comprar máscaras, alcohol y otros suministros de prevención de epidemias para protegerse, la forma de reforzar la resistencia se ha convertido en un importante foco de atención de todos los sectores.

Según un estudio de Lily Feng, ex profesora del Centro Médico Baylor de Texas, el mecanismo fisiopatológico de los daños causados por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) en los tejidos y órganos humanos, incluido un sistema inmunitario hiper reactivo, como una “tormenta de factores celulares”, una respuesta inmunitaria excesiva, la inflamación desempeña un papel fundamental en los porcentajes de infectados y el porcentaje de mortalidad.

En una entrevista con The Epoch Times, el Dr. Ho, que lleva más de 30 años en el campo de la medicina, dijo que los datos actuales muestran que los ancianos, los enfermos crónicos, los que padecen enfermedades pulmonares, los fumadores son propensos a desarrollar enfermedades graves tras contraer la neumonía de Wuhan (covid 19), muchos pacientes también sufren fibrosis pulmonar, necrosis ósea y otras secuelas tras contraer el virus.

Dijo que lleva más de 20 años estudiando los beneficios para la salud, como consecuencia de practicar Falun Gong y ha comprobado en muchos casos, que pacientes con fibrosis pulmonar y necrosis ósea se han curado o mejorado tras practicar Falun Gong.

Dijo que el actual brote mundial de la epidemia ha llevado a los gobiernos a animar a la gente a quedarse en casa y a reducir el contacto con las multitudes para luchar contra la epidemia. Los ancianos corren un alto riesgo de contraer la epidemia porque son propensos a padecer enfermedades graves y secuelas relacionadas con ellas; y también son una prioridad para el gobierno a la hora de prevenir la epidemia.

Dijo que la práctica de Falun Gong puede ayudar a optimizar el sistema inmunológico previniendo otras enfermedades, proporcionando a la sociedad una posible solución a la epidemia; además, no sólo no tiene costo alguno aprender Falun Gong, sino que los movimientos son suave y lentos, no hay ejercicios drástico, por lo que es muy adecuado para que el público en general y los ancianos aprendan en casa.

Editor: Xin Ji

Corresponsal: Jin Yu

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/486026

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios