Juicio a Hong Kong por cancelar Shen Yun en 2010

Por presión del régimen comunista chino, el gobierno de la isla negó sin ninguna razón el visado a seis miembros claves de la compañía independiente de danzas y músicas chinas.

 Se inició la revisión judicial de la demanda contra el gobierno de Hong Kong por parte de los organizadores de Shen Yun en esa ciudad, por socavar la presentación de la compañía de danza. La audiencia formal empezó el 24 de enero de 2011, los organizadores de Shen Yun critican al gobierno de Hong Kong, por haber sido manipulados por agentes del régimen comunista chino y por haber cedido a bloquear la presentación de Shen Yun en 2010. Hicieron un llamado de conciencia a la corte de justicia.

La presentación de Shen Yun en Hong Kong fue organizada por la asociación de Falun Dafa de Hong Kong, el periódico La Gran Época de Hong Kong y la estación de televisión  Nueva Dinastía Tang de Hong Kong. Shen Yun debía cumplir con siete presentaciones, con sus entradas totalmente agotadas, desde el 27 al 31 de enero del 2010 en el Teatro Lírico de Hong Kong, sin embargo, tres días antes del estreno, inmigración del gobierno de Hong Kong negó el permiso de entrada para seis técnicos principales de la compañía, por lo que Shen Yun fue obligada a cancelar sus presentaciones.

El portavoz de la organización de Shen Yun de Hong Kong, también presidente del periódico La Gran Época, el señor Jian Hongzhang, señaló ante la corte del tribunal superior: “las autoridades se negaron firmar la visa de seis trabajadores de Shen Yun lo que provocó la cancelación de la presentación; esto mostró, una vez más que  el departamento de inmigración de Hong Kong, fue manipulado por los agentes del PCCh (Partido Comunista Chino)”.

Los organizadores cuestionaron el proceso del visado para los artistas. “Según los registros internos de inmigración, se aludió que se necesitaba contactar al comisionado de policía, a la secretaría de asuntos constitucionales y continentales, y al jefe de seguridad para pedir opinión sobre los antecedentes de los organizadores. Estas personas componen un simple grupo de artistas que venían a presentarse en Hong Kong, ¿porque necesitan la opinión del comisionado de policía, la secretaría de asuntos constitucionales y continentales, y del jefe de seguridad? ¡Eso es muy dudoso!, ¿hay un motivo ulterior?  ¿Cuál fue la  razón sensible? El tribunal tiene la responsabilidad de aclarar la situación”.

Paul Harris, abogado de los demandantes, hizo hincapié en que los técnicos a los que se le negó la visa son insustituibles en su técnica profesional y conocimiento del espectáculo, además ellos no tenían la más mínima intención de quedarse en Hong Kong. Los acusados (gobierno de Hong Kong) enviaron una carta a inmigración donde negaban el permiso, sin mencionar las razones o motivos de la negativa, esta es una violación notable de los principios legales.

El juez de primera instancia Zhang Ju Neng rechazó la solicitud de interrogar a los funcionarios de inmigración. El representante del jefe de inmigración del gobierno de Hong Kong, aseveró que su cliente tiene un amplio poder y criterio para dar permiso de visado a los extranjeros y que no le es necesario declarar la razón ó el motivo. Varias veces dijo al juez, “el gobierno de Hong Kong no tiene responsabilidad por ley de dar una declaración de por qué se niega una visa”, al mismo tiempo aseguró, no saber las razones del rechazo del visado a los técnicos de Shen Yun.

El gobierno de Hong Kong no aclaró la razón de su decisión de negar la visa y coartar a los demandantes el derecho del artículo 34 de la ley fundamental del la Región Administrativa Especial de Hong Kong: la libertad de investigación académica, la libertad de creación literaria y artística, y la libertad de expresarse con otras actividades culturales.

Los organizadores dijeron: este caso está acaparando la atención nacional e internacional, es considerado una prueba de la independencia judicial de Hong Kong.

Joseph Cheng, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Hong Kong, y un representante del Partido Cívico, pidió a la población de Hong Kong  ponerse de pie y ayudar a detener al PCCh en sus intentos de interferir con la actuación de Shen Yun en Hong Kong. “Si no somos capaces de hacerlo, un día nuestros derechos pueden muy bien ser pisoteados [por el PCCh]. Tiene la palabra el gobierno de Hong Kong en elegir respetar los derechos humanos de los artistas de Shen Yun”, dijo Cheng.

Kan Hung-Cheung, presidente de la Asociación de Falun Dafa Hong Kong, dijo que la ciudadanía y la comunidad internacional ha estado siguiendo esto de cerca y observándolo como una prueba para ver si el sistema judicial de Hong Kong es independiente de la política de China. “Esperamos que el tribunal confirme justicia y la conciencia, y que tenga la moral suficiente y la valentía de exponer la verdad y hacer un veredicto justo”.

Shen Yun es una compañía de Artes Escénicas de Nueva York, con la visión de revivir las tradiciones perdidas de la antigua China, a través de la narración de historias con música y danzas clásicas, y se inspira en los antiguos mitos y leyendas, así como algunos cuentos de hoy en día. Durante sus cinco años de gira por el mundo, Shen Yun se ha convertido en sensación, con un espectáculo en vivo en todo el mundo, encantando e inspirando a más de un millón de espectadores en más de 100 ciudades principales en los cinco continentes, según el sitio web de Shen Yun.

Por Lin Yi – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios