Intoxicados del río Sonora preocupados por alto nivel de Cadmio detectado en sus hijos

Las autoridades anunciaron fin de la emergencia y entregaron un cheque de aproximadamente 1.700 dólares. Madre de Nicole reclama que los exámenes de sangre oficiales se realizaron solo en esta semana.

 

Un total de 37 familias afectadas con problemas de salud por la contaminación del río Sonora en México derivada del derrame de desechos tóxicos mineros ocurrido el 6 de agosto pasado, recibieron aproximadamente 1.700 dólares por daños a la salud, principalmente por la intoxicación, ya que el suceso fue notificado a los habitantes más de 10 días después del daño ambiental.

Los niños Nicole y Alfredo Yanez María, de Hermosillo, el 8 de agosto se fueron a nadar tranquilamente al río Sonora. A ambos les empezaron a brotar ronchas en todo el cuerpo, y Nicole comenzó a perder el cabello, informó la madre el 8 de octubre, según el reporte reciente de UniRadio Noticias. (Foto)

En octubre pasado la madre protestó a las autoridades porque querían abrir los pozos de agua cerca del río contaminado, y aún no habían hecho los exámenes médicos y de sangre a sus hijos. Marisela Mejía declaró a la radio que el hospital infantil les había dado hora para dos meses más, pese a la emergencia, y solo les hizo exámenes dermatológicos a los niños, añade el reporte de la radioemisora.

Ante eso se dirigió a un laboratorio subrogado al Instituto Mexicano de Seguro Social, donde “se diagnosticó que tienen cadmio (*) y cobre”, luego de estudios de sangre a los menores.

El 24 de octubre la familia se vio doblemente afectada con las declaraciones del subsecretario de Planeación y Política Ambiental de Semarnat, Alonso Lacy Tamayo, quien dio a conocer públicamente que la niña sufría de alopecía por alergia a un gato.

En respuesta, ante su exigencia, la madre consiguió que le tomaran una muestra de sangre y de orina a su hija el 21 de noviembre, por el personal de la Comisión Nacional contra Riesgos Sanitario (Conefris).

Sin saber cuando recibirán los resultados, la familia preocupada por el futuro de los niños, anunció que trasladará a los niños a Estados Unidos para que se les realicen un nuevo examen de sangre y orina, según UniRadio Noticias.

Un día antes se divulga el anuncio oficial de las autoridades que la emergencia había concluido, con la confirmación de la liberación de la restricción de los pozos de agua contaminados cerca del río, y el anuncio de la creación de nuevos pozos, más la ayuda económica a los intoxicados y a los productores agropecuarios de la zona cerca del río.

“Concluye satisfatoriamente la fase de emergencia en Río Sonora, y continuarán con las acciones de remediación ambiental”, escribió el 20 de noviembre Conefris al divulgar el documento de la Dirección de Trabajo.

La familia de Nicole confirmó con fecha 22, que “hace tres días vinieron [de Cofepris] a darnos una ayuda pues me dieron un cheque a nombre de la niña de 23.500 pesos (1700 dólares)”, según la radioemisora mexicana.

La Secretaría del Trabajo explicó que “el Fideicomiso Río Sonora generó 37 pagos específicamente por afectaciones a la salud que ascienden a un poco más de 883 mil pesos – 64 mi dólares”.

El Fideocomiso se creo para atender “el derrame de Sulfato de Cobre en los Ríos Sonora y Bacanuchi”, como “fuente y medio de pago para llevar a cabo las medidas de remediación, reparación y/o compensación de los daños al ambiente y a la salud humana causados por el derrame ocurrido el día 6 de agosto de 2014”, destacó el equipo de funcionarios de Semarnat.

Las empresas subsidiarias de Grupo México, Buenavista del Cobre, S.A. de C.V. y Operadora de Minas, S.A. de C.V., hicieron los aportes luego que judicialmente se determinara su responsabilidad.

Agua no tóxica aseguran autoridades

En agosto pasado los habitantes desesperados por falta de agua pidieron a las autoridadess “ que perforen nuevos pozos lejos del caudal intoxicado”, además solicitaron “estudios” para asegurar el agua, informó Excelsior el 26 de agosto.

Las autoridades en cambio quitaron las restricciones de los pozos cerca del caudal de río, indicando que “se determinó de forma científica y comprobable que los 33 pozos de agua para uso y consumo humano se encuentran dentro de los parámetros y especificaciones de la norma, así como el estudio del Departamento de Calidad Ambiental de Arizona que tampoco encontró contaminantes en el vital líquido”.

“Los pozos cuya restricción ha sido levantada fueron puestos a disposición de las administraciones municipales. Al día de hoy se encuentran ya funcionando y conectados los 23 pozos más importantes que significan un suministro de agua al 90 por ciento de la población de los municipios afectados, y del 71 por ciento del abasto que existía en metros cúbicos hasta antes del derrame. Como una medida preventiva y suplementaria se ha continuado con el proceso de perforación, equipamiento y conexión de 13 nuevos pozos”, señala el documento.

Las autoridades aseguraron que los resultados de los muestreos realizados indican que no se han observado ni en suelo ni en fauna niveles de toxicidad fuera de la norma.

Estos fueron hechos por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, el Colegio de Posgraduados y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria.

La Secretaría al anunciar el fin de la emergencia también destacó que pagó 433 millones de pesos, es decir más de 3 millones de dólares “a 13.142 resarcimientos” por daños a pequeños productores agropecuarios, que se ven imposibilitados en trabajar la tierra o que perdieron sus animales y productos derivados.

(*) Contaminación por Cadmio

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, “la intoxicación aguda por ingesta de alimentos contaminados con altas dosis se manifiesta por síntomas irritativos a nivel gastrointestinal en la primera hora después del consumo. Se presenta sabor metálico, cólicos violentos, vómitos, diarreas sanguinolentas y toxicidad hepatorenal”.

“La exposición crónica a través de los alimentos o el agua determina un cuadro insidioso de difícil diagnóstico:

•astenia,

•adelgazamiento,

•anemia, hipoglogulinemia (y).

•La proteinuria: progresa al Síndrome de Fanconi (aminoaciduria, glucosuria, hipercalciuria y fosfaturia).

•Nefrolitiasis, es decir enfermedades renales,

•osteomalacia,

•dolores óseos,

•fracturas patológicas.

El Gobierno a través de la Sectretaría de Medio Ambiente Semarnat, cita el caso de Japón, que determinó un cuadrode intoxicación por Cadmio, además de detallar otras contaminaciones mineras que afectan al ser humano.

“En la ciudad de Toyama, en Japón, ocurrió un brote epidémico de intoxicación (síndrome de Itai-Itai), ocasionado por la ingestión de arroz contaminado con cadmio, el cual era irrigado con agua contaminada por jales mineros. Las personas afectadas, principalmente mujeres post-menopáusicas, sufrieron deformación de los huesos, acompañada de intenso dolor y fracturas, además de proteinuria y glaucoma. Se considera que estas alteraciones, se produjeron favorecidas por factores dietéticos, como deficiencia en vitamina D”.

 

Por Anastasia Gubin – La Gran Época

 

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios