La serie de fantasía “Juego de Tronos” se coronó reina de la 67 edición de los premios Emmy con un total de 12 galardones, el mayor número jamás registrado en una ceremonia, aunque dejó espacio para que Jon Hamm y Viola Davis hicieran historia con sus respectivos galardones.

“Juego de Tronos”, que llegaba a la gala con 24 nominaciones y ocho premios en categorías técnicas -entregados la semana pasada-, sumó en el Teatro Microsoft de Los Ángeles cuatro más: los de mejor drama, actor de reparto (Peter Dinklage), mejor dirección (David Nutter) y mejor guión (David Benioff y D.B. Weiss).

La Mejor Actriz Protagónica fue Viola Davis, protagonista de How to get away with murder y se convirtió en la primer mujer afroamericana en recibir el reconocimiento en esta categoría

“Lo único que separa a una mujer de color de alguien más, es la oportunidad”, dijo la actriz.

En las categorías de comedia, después de 5 años, Modern family dejó de ser la mejor del año, y ahora el puesto lo ocupó Veep, que además obtuvo otros 4 premios entre ellos el premio al Mejor Guión y a Mejor Actriz para su protagonista, Julia Lewis-Dreyfus, quien se ha llevado el premio desde el 1012.

“Qué honor debe ser para ustedes, honrarme esta noche. ¡Ah no, no, no, lo siento, Donald Trump dijo eso, lo siento”, expresó Julia Lewis- Dreyfus.

Pero la fiesta de “Juego de tronos” amargó por completo la de “Mad Men”, que tras emitir su último episodio en mayo de este año esperaba despedirse con broche de oro y cosechar varios Emmys para la historia. En cambio, Jon Hamm fue el único consuelo para este drama que narró durante ocho años las aventuras de una agencia de publicidad en el Nuevo York de los años ‘60.

¿Ya viste las temporadas de Juego de Tronos?

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios