La crisis energética de China Las reservas se agotan para el invierno y las empresas chinas compran gas fuera del país a precios elevados

0
82
State Grid (Foto: Lintao Zhang/Getty Images)

La crisis energética de China ha ejercido una enorme presión sobre las autoridades comunistas y Beijing ha pidió una reunión de emergencia y dió órdenes a las empresas estatales para que garanticen el suministro de energía en invierno.

Las empresas energéticas chinas están comprando gas natural en los mercados de ultramar a precios dos veces superiores a los nacionales.

Los compradores chinos intentan aumentar sus compras a pesar de que los precios al contado en el mercado asiático del gas se dispararon más de un 500% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Según una combinación de informes de medios de comunicación extranjeros «han estado pidiendo y comprando cargamentos para la temporada de invierno, ofreciendo precios superiores a los del mercado».

En este mercado, “no hay más remedio que pagar un alto precio para conseguir una carga». Los gigantes de la energía, como China National Offshore Oil (CNOOC) y China National Petroleum Corporation (CNPC) también están buscando cargamentos para su entrega en invierno.

Algunas empresas energéticas más pequeñas sobre todo las de gas urbano, se resisten a dar el paso ya que los precios internacionales del gas son aproximadamente el doble que los nacionales y las empresas energéticas sufren enormes pérdidas al vender el gas a los consumidores.

El monopolio ruso de exportación de electricidad Inter RAOIRAO.MM, confirmó el 29 de septiembre que (a petición de Beijing) duplicaría su suministro de electricidad a China para octubre, pero la demanda de electricidad en China es tan grande que la ayuda rusa sería como una gota de agua para apagar una gran fogata, dada la situación actual.

Bloomberg, citando fuentes del mercado indonesio, dijo que las empresas chinas estaban comprando el lignito local, considerado uno de los combustibles más contaminantes y menos eficientes energéticamente, a unos precios sin precedentes tras la orden de Beijing.

Se habla de una nueva crisis energética en el mundo debido al pánico energético de China, con un aumento de los precios mundiales del petróleo, el gas, el carbón y la electricidad, con una subida del 50% en Australia en los últimos tres meses y del 30% en Indonesia.

La India también experimenta una escasez de carbón para la electricidad. Más de la mitad de las 135 centrales térmicas de la India tienen reservas de combustible para menos de tres días, muy por debajo de las reservas recomendadas para dos semanas, a lo que se suman las restricciones energéticas de China, que recurre a la India para realizar importaciones masivas de energía.

Según informan los medios de comunicación de China Continental, la ola masiva de restricciones y apagones en China ha afectado gravemente a la subsistencia del país.

El primer ministro chino, Li Keqiang, se comprometió a garantizar el suministro de energía y electricidad y a salvaguardar los medios de subsistencia básicos cuando se reunió con los nuevos embajadores de 28 países en Beijing la tarde del 30 de septiembre.

En este contexto, Beijing, Guangzhou y Shenzhen anunció la suspensión de los espectáculos luminosos del 1 de octubre, al cumplirse el 72º aniversario de usurpación del poder por parte del PCCh y se festejó en la oscuridad.

Editor: Lin Li

Reportero: He Zihan

https://m.soundofhope.org/post/550989

 

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios