Durante los primeros seis meses de este año chino de la rata Gengzi 2020, ha ocurrido un caos global y todo tipo de inusuales desastres, no hay nada que no hayas imaginado, ni cosa alguna que la misteriosa fuerza de la naturaleza no haya podido alcanzar.

Los antiguos chinos y taoístas creían en la teoría de los Cinco Elementos. Los Cinco Elementos se regeneran y refuerzan mutuamente, manteniendo el equilibrio de la vida en todos los reinos. Cuando la rueda de los cinco elementos gira en sentido de las agujas del reloj, la vida florece, tiene virtud, orden, y se regenera la vida; Cuando la rueda de los cinco elementos gira en sentido contrario al de las agujas del reloj, se pierde la virtud, se pierde el orden, se degenera la vida, y miríada de objetos sufre catástrofes.

Durante los seis ciclos de reencarnación toda la vida marcha de acuerdo con el karma. Cuando la vida reencarna en el ciclo físico material, y se transforma en piedra y tierra, acarrea el karma de vidas pasadas; cuando la vida se transforma en flores, árboles, insectos y hormigas, también acarrea el karma pasado. Visto desde otro espacio-tiempo, aquí en la capa inferior donde viven los seres humanos tienen olas y olas de karma, es tan oscuro que no se puede ver el cielo y la luz del sol.

Los desastres que generan los cinco elementos conocidos por el hombre relacionados con el agua son, inundaciones, tsunamis, granizo, fuertes nevadas y fuertes heladas; los relacionados con el elemento fuego son explosiones, incendios y sequías; los relacionados con el elemento tierra son terremotos, deslizamientos de tierra, erupciones volcánicas; los relacionados con el elemento metal son las guerras; los relacionados con el elemento madera son incendios forestales, plagas de insectos (plagas de langostas, polillas de pasto) y escasez de alimentos, etc.

Un cultivador de nuestro tiempo entró en meditación profunda y tuvo comunicación con deidades que se encargan de los desastres, la deidad con la que conversó es el encargado en el nivel máximo del cielo para el control de los desastres más inusuales en el mundo humano. La deidad le dijo: «En este año ocurrirán docenas de desastres, y los seres sufrirán la gran catástrofe (…)».

La deidad de los desastres reveló al cultivador, que la gran catástrofe humana comenzó con el virus PCCh (Neumonía de Wuhan). Enseguida, en diferentes lugares todavía ocurrirán desastres uno tras otro, la rueda de las catástrofes ha comenzado a girar y limpiará el mundo humano, el período de purificación del universo en la capa más inferior ya ha llegado, eliminará a los humanos que no son humanos. A todas las personas que les toca morir ya están registradas en el libro negro en la mano del enviado del cielo. En este lado la persona muere y en el otro lado lo recibe el infierno y los malvados que cometieron crímenes monstruosos entrarán al eterno infierno.

Ahora los humanos ya conocen las catástrofes ocurridas hasta el momento como las epidemias, plagas de langostas, inundaciones, sequías, granizo, peste negra, etc., y lo que está por venir serán guerras, hambrunas, incendios, epidemias más fuertes, etc.

Los antiguos decían: Para las fortunas y desastres no existen puertas, solo uno mismo las atrae. En el período final de la ley del mundo humano, el estándar moral del ser humano ya está por debajo del infierno, diferentes tipos de desastres vienen uno tras otro y el ser humano enfrentará el desastre de la extinción. Ante un gran desastre, solo ayudará el arrepentimiento sincero.

La deidad de los desastres le dijo al cultivador que tiene que transmitir la voluntad del Cielo e informar al mundo que habrá más desastres fuertes esperando a las personas, y que las catástrofes del fin del mundo llegarán a todos los seres. Ahora el hombre ya ha caído dentro de esa rueda de catástrofes, y la rueda que comenzó a girar completamente arrastrará todo a su paso, los fenómenos celestiales han demostrado que el ser humano están dentro de la catástrofe y les será difícil escapar.

El cultivador desea con sinceridad que el mundo pueda ser salvado, pero los desastres siempre ocurrirán según lo programado. La aparición de cualquier tipo de desastre está determinado por «tiempo, lugar y número», que en el mundo humano lo llamamos «las tres determinaciones», y es imposible que las personas escapen. En este período histórico especial, lo único que puede cambiar es el «número determinado», porque el cambio de los corazones en las personas es lo único que puede cambiar el número determinado. Por ejemplo, cuando se cerró la ciudad en Wuhan, algunas personas entendieron la verdad de Dafa, renunciaron al Partido perverso comunista chino y dijeron sinceramente: «Falun Dafa es bueno, y Verdad, Benevolencia, Tolerancia es bueno», de modo que los síntomas del virus PCCh desaparecieron y ya no estaban más en la lista de muertes por la epidemia. A esto le llamamos un cambio en el número determinado o también «dentro de la catástrofe pero fuera del número determinado». Esto es lo único que puede cambiar el número determinado en una escala grande en este período especial de la historia.

Compilado y traducido por: Chen Wenyun

Editor: Tang Jie

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/393907

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios