El biólogo Paul Nicken captó el andar lento y desconsolador de un oso polar moribundo en la Isla de Baffin, en el Ártico canadiense.

La agonía y desesperación de un oso polar desnutrido a causa del cambio climático. (Instagram @cristinamittermeier)

La grabación, difundida en la cuenta de Instagram de Nicken, cuenta ya con casi 2 millones de reproducciones y muestra el pobre estado físico del animal, que apenas tiene la fuerza suficiente para desplazarse.

Pese a lo devastador de las imágenes, el especialista consideró necesario compartir tanto lo bello como lo terrible de la naturaleza, en la lucha por generar consciencia sobre las consecuencias del calentamiento global sobre las especies y su forma de vivir.

“Así es el hambre. Los músculos se atrofian. No hay energía. Es una muerte lenta y dolorosa. Cuando los científicos dicen que los osos polares se extinguirán en los próximos 100 años, pienso en la población global de 25 mil osos muriendo de este modo. No hubo salvación para este oso en particular. La gente piensa que podemos poner plataformas en el océano o podemos alimentar a un oso muerto de hambre. La simple verdad es esta: si la Tierra continúa calentándose, perderemos a los osos y todos los ecosistemas polares”, escribió Nicken en el mensaje que acompañó el video.

cabina@radiosoh.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios