La enfermedad es sinónimo de pesimismo y tristeza

Los mensajes del agua revelan el impacto de nuestros pensamientos en su configuración.

¿Por qué dicen algunos autores reconocidos que el cáncer proviene de nuestros pensamientos tristes o pesimistas? ¿Si estoy triste seré acaso propenso a enfermarme con rapidez?.

Quisiera continuar con el artículo de “La felicidad y mis pensamientos” ya que hace dos años  estuvo en México en Sr. Masaru Emoto, especialista en medicina alternativa y autor del reconocido libro “Los mensajes ocultos del agua” el cual se dio a conocer mundialmente con la película ¿Y tú que sabes?, quisiera recomendarle la presente película antes mencionada, ya que ahí nos explica la importancia de nuestros pensamientos, salud y la respuesta de algunas incógnitas a preguntas sobre la existencia humana, entre otras.

¿Ha usted visto a las personas pesimistas? ¿Sabía usted que las personas pesimistas no sólo pueden provocar que las personas que lo rodean se alejen de él, sino también ese estado emocional podría ser el origen de muchas enfermedades?

Precisamente en el anterior articulo mencioné la importancia de nuestros pensamientos positivos y la felicidad, que cuando empezamos a compararla con la de los demás, pronto nos damos cuenta que la felicidad no está afuera sino dentro de nosotros mismos y es a través de nuestro pensamiento positivo que encontramos la felicidad y encontrarla no está en tener un mejor auto, una pareja, un trabajo, simplemente está en la búsqueda interna de realmente saber que quiero en y para mí mismo. Fíjese que hay personas que trabajan arduamente y el salario casi se les acaba en pagar la mensualidad del auto último modelo y lo peor de todo es que luego no tienen para comprar cosas básicas que son necesarias, y ahí viene la preocupación y por ende la enfermedad, es sólo por citar un ejemplo. Entonces ¿es acaso valioso el haber adquirido ese auto último modelo o es más valioso el poseer salud y bienestar con lo básico para mi persona y familia?

Entonces debemos también preguntarnos ¿Realmente tenemos un objetivo positivo en nuestra vida?, es decir, me levanto con la programación de lo que tengo que hacer hoy mismo, mañana o al día siguiente y se lo pregunto ya que aunque parezca increíble nuestro cerebro se guía de objetivo tras objetivo y si no tiene uno o varios de ellos es muy probable que sea propenso a estar triste, pesimista y como consecuencia ser propenso a tener una enfermedad.

El Dr. japonés Masaru Emoto, ha analizado las vibraciones de las moléculas del líquido con la técnica de la resonancia magnética; sus experimentos los ha realizado con diferentes tipos de agua y en diferentes partes del mundo, encontrando que el significado de “gracias” al decirlo frente a los cristales en diferentes lenguas se traduce en diferentes formas, dando como resultado diferentes cristales y matices. Entonces, cuando UD. se levanta, ¿acaso se dice gracias a si mismo? Nuestro cuerpo está compuesto de agua en un 70%, entonces resulta evidente cuál será el impacto de nuestros pensamientos (positivos y negativos) en nuestro cuerpo y por ende en nuestra salud.

Entonces se le preguntó al Sr. Emoto:

Dr. Emoto:-¿Qué sucede cuando las personas están enfermas?

Hay ondas anormales en el organismo, por ello el poder que tienen de curarse solos no puede salir con toda su capacidad.

Dr. Emoto:-¿Qué opina sobre la escasez de agua en algunas partes del mundo?

Donde hay energía buena hay bastante agua, donde no es así hay escasez. Hay un desequilibrio total. Hay lugares donde hay mucha agua y otros donde hace falta mucha agua, esto se debe a que el corazón de las personas está desbalanceado. El agua es como un espejo que refleja el corazón de las personas.

Dr. Emoto:-¿Por qué se ensucia el agua?

El agua está sucia porque el corazón de los individuos con pensamientos negativos está sucio.

Por último quiero comentarle que en las conferencias que imparto en mi país les pregunto a los asistentes: ¡Señores, Señoritas!, contéstenme la siguiente pregunta: ¿Hay crisis de valores? Y que cree que la mayoría me contesta: ¡Sí, por supuesto!

Le pregunto: ¿Acaso hay crisis de valores? Reflexiónelo por un momento y encontrará que no existe en absoluto crisis de valores y le comentaré en el siguiente artículo relacionado con la importancia del pensamiento y de los valores.

Le quiero regalar el siguiente comentario: “Los pensamientos de nuestro corazón tienen un impacto en toda la vida y en la “creación de nuestro mundo futuro”, entonces ¿Estoy acaso pensando en positivo?

Para más información visite http://www.masaru-emoto.net

Por: Roberto Serrano

roberto.serrano@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios