Tenía seis años cuando mi madre comenzó a practicar la meditación Falun Dafa (también conocida como Falun Gong). Ella es doctora, pero tenía alguna enfermedad genética y tenía que tomar medicamentos. Después de practicar Falun Gong, ya no tuvo que tomar ningún medicamento. Cuando me dio a conocer Falun Dafa, yo no le entendí mucho cuando era muy joven, pero sabía que debía seguir sus principios de verdad, compasión y tolerancia.

Cómo fue que me convertí en un estudiante de tercer grado “anti-gobierno”

Aunque la persecución de Falun Gong comenzó oficialmente el 20 de julio de 1999, los ataques calumniosos en los medios de comunicación chinos habían estado sucediendo desde 1996.

Más de 10000 practicantes de Falun Dafa en Beijing

Después de que en abril de 1999 se publicó un artículo de este tipo, algunos practicantes de Falun Dafa apelaron, aunque fueron golpeados y arrestados por la policía. Después de estas detenciones, más de 10,000 practicantes de Falun Gong se reunieron en Beijing el 25 de abril de 1999 para pedir su liberación.

Mis padres fueron a Beijing a apelar el 25 de abril, y yo fui con ellos. Cuando llegamos nos detuvo la policía. Nos llevaron a un lugar oscuro y nos preguntaron de dónde veníamos. Más tarde nos deportaron a nuestra ciudad, aunque mi escuela sabía que fui a apelar en Beijing. Después de eso me enviaron a la oficina del director junto con otro practicante, y nos criticaron por practicar Falun Gong. Dijeron que éramos  anti-gubernamentales y anti-comunistas. No entendía realmente lo que era en ese momento la lucha contra el gobierno, pero tenía mucho miedo.

Resultado de imagen para falun dafa 25 de abril
Más de 10000 practicantes de Falun Dafa en Beijing

Cuando comenzaron a arrestar y detener a los practicantes de Falun Gong, mi madre fue detenida seis veces. Recuerdo que una vez la detuvieron en su hospital hasta que prometió firmar algo que decía que no iría a Pekín y que abandonaría su creencia. No podía salir. Cuando reflexiono sobre esta experiencia, creo que es cuando empecé a guardarme las cosas para mí misma porque a  mi mamá casi no la veía y mi papa estaba bajo mucha presión. Mis tías también fueron a Pekín para apelar, y algunas de ellas fueron detenidas, otras regresaron. Mi abuela también fue detenida una vez. Fue un momento muy difícil para mí.

Las escuelas me trataron diferente después de la persecución.

Antes de la persecución recibí muchos premios en mi escuela porque me concentraba en mis estudios y me llevaba muy bien con otros estudiantes. Así que mis padres estaban muy orgullosos de mí. Fui a muchas competiciones, pero después de la persecución, la escuela no me dejaba competir. Cuando alguien me intimidaba, nunca se lo dije a mis padres porque  a mi mamá casi no la veía y mi papá siempre estaba molesto.

Antes me gustaba mucho cantar con otros estudiantes del coro de la escuela, pero después ellos cambiaron la letra a cómo les  gustaba su gobierno y lo malo que era Falun Gong. Se suponía que esa manera mostraría cómo amaban al país y que no les gustaba Falun Gong. Mi profesora escribió la canción y tuve que participar. Creo que me estaban observando. Querían que yo participara para que ellos pudieran demostrar que yo era su estudiante, y yo estaba siendo transformada. No quería participar, pero no sabía cómo decir no en ese momento.

Incluso en los EE. UU., me preocupaba que me estuvieran observando.

Conozco a gente que ha tenido peores experiencias que yo, como mi amigo de la secundaria. A veces salíamos y distribuíamos folletos de Falun Gong a algunas comunidades. Fui a los Estados Unidos para asistir a  la universidad, y sé que ella también tuvo la oportunidad de participar  en un programa de intercambio  con Alemania, pero su madre fue arrestada y no pudo obtener un pasaporte. Ni siquiera tuvo la oportunidad de conseguir su pasaporte porque su madre era practicante de Falun Gong.

Resultado de imagen para falun dafa 25 de abril

Cuando llegué por primera vez a los Estados Unidos para estudiar en la universidad, todavía regresaba a China porque el dormitorio de la universidad cerraba durante las vacaciones y no tenía familia allí. Así que cuando volvía a casa, la policía sabía que había vuelto. Querían verme. Cada vez que volvía a China, la gente me decía que ame a mi país.  Siento que  a pesar de que estoy en los EE. UU., me preocupa constantemente que cualquier cosa que haga aquí afecte a mis padres en casa porque existe la asociación estudiantil en las universidades; hay WeChat,  es un chat que ellos pueden monitorear . Así que todas esas cosas son como una cuerda invisible que me conecta con China. Me preocupaba mucho por mi familia en casa.

La oportunidad para mí de salir realmente como practicante de Falun Gong ocurrió después de que me gradué con mi maestría. Invité a mi mamá para que viniera a la graduación de mi licenciatura, pero se negaron porque es practicante de Falun Gong; la oficina 610 (oficina especializada en espiar a los practicantes de Falun Gong) dijo que no podía salir del país. Y cuando me gradué de mi maestría, la invité a venir otra vez. Y había estado hablando con su hospital, finalmente tuvo sus días de vacaciones, consiguió su pasaporte y parecía lista para abordar  su primer vuelo.

Resultado de imagen para falun dafa 25 de abril
Practicantes de Falun Gong meditando libremente fuera de China

Pero cuando intento salir de Beijing, encontraron que su pasaporte estaba bloqueado. Ya que es practicante de Falun Gong, le cortaron el pasaporte. Es la segunda vez que intenta venir pero no puede. Y al principio tenía miedo de que lo que yo hiciera aquí les afectara en casa. Pero en ese momento sentí que aunque estaba en un país libre y no he hecho nada, me perseguían aún más. Entonces fue cuando quise salir y hablar con la gente sobre mi experiencia. Recibí mucho apoyo de mis amigos y de cualquiera con quien hablaba, y realmente agradezco ese apoyo. Aprecio la oportunidad de practicar abiertamente aquí porque sé que muchos de mis amigos en casa no pueden.

La gente fuera de China necesita saber sobre la persecución

La gente en las sociedades libres necesita saber que las cosas están peor en China. La gente está siendo perseguida, sus órganos son vendidos, sus órganos son sustraídos en los hospitales militares chinos y son puestos a la venta. Muchos extranjeros vienen a China para trasplantes porque esperaron mucho tiempo en su país de origen. Vienen a China porque los anuncios dicen que hay un período de espera realmente corto. Pero necesitan saber que los órganos provienen de personas inocentes que fueron encarcelados por sus creencias. Así que en realidad es realmente malo, y creo que la gente necesita saber lo que está sucediendo en China.

Fuente: Friends of Falun Gong

cabina@radiosoh.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios