“La identidad de género no elimina las ventajas fisiológicas”, dice estudiante deportista

0
455
El logotipo de la Conferencia de Acción Política Conservadora en el Hyatt Regency en Orlando, Florida, el 26 de febrero de 2021. (Joe Raedle/Getty Images)

Las atletas biológicamente femeninas no deberían estar obligadas a competir con atletas que nacen como varones biológicos, dijo la estudiante-atleta Linnea Saltz a un auditorio en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC).

Saltz, quien participa en el más alto nivel de atletismo interuniversitario conocido como la División I de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA, por sus siglas en inglés), dijo el sábado que sus puntos de vista no se derivan de un deseo de discriminar a las mujeres transgénero, sino que la adaptación para los atletas LGBTQ no debe ser a expensas de destruir los deportes femeninos y los sueños de las atletas biológicas.

“Usamos esta [la] palabra desencadenante ‘inclusión’, pero la gente no se da cuenta de que ser inclusivo, en ese sentido, es excluyente para personas como yo. Por eso no queremos deportes masculinos y mixtos, queremos deportes masculinos y femeninos. Y es por eso que existe también la separación de sexos en los deportes”, dijo Saltz, quien fue oradora invitada en un panel en la conferencia conservadora anual.

“Por eso creo que la identidad de género no elimina las ventajas fisiológicas. Y eso es algo que debemos recordar”, agregó.

La cuestión de salvar el deporte femenino ha vuelto a tomar conciencia de la gente tras la aprobación de la Ley de Igualdad por parte de la Cámara. Los demócratas y algunos republicanos dicen que el proyecto de ley es necesario para abordar la discriminación contra las personas por motivos de orientación sexual e identidad de género. El proyecto de ley busca clasificar la “orientación sexual” y la “identidad de género” como clases protegidas bajo la ley federal, mientras que se amplían las protecciones para las personas LGBTQ en los espacios y servicios públicos.

Sin embargo, los críticos y defensores de la libertad religiosa argumentan que su aplicación podría, en cambio, resultar en discriminación contra las instituciones religiosas, las personas de fe, las mujeres y las personas que desean suscribirse a los puntos de vista tradicionales de género y sexualidad, y excluir a los disidentes de la plaza pública.

La Ley de Igualdad ahora se dirige al Senado dividido 50 contra 50 donde se enfrenta a una ardua batalla.

La representante Rhonda Milstead, miembro republicana de la Cámara de Representantes de Dakota del Sur y otra oradora invitada en el panel, dijo que una verdadera Ley de Igualdad solo puede funcionar si se asegura que se aplique la equidad en todos los niveles. En su ejemplo de los deportes femeninos, dijo que la igualdad solo se puede lograr si las atletas son iguales biológicamente y tienen niveles similares de fuerza y ​​resistencia.

“El hecho de que te puedas identificar como algo más no te hace igual. Así que tenemos que reconocer que es igual por lo que es, y entonces la Ley de Igualdad puede funcionar. Pero no podemos hacer que signifique algo que no significa”, dijo Milstead.

Saltz dijo que obligar a las atletas biológicamente femeninas, que ponen mucho sudor y esfuerzo para entrenar en el deporte que aman, a que compitan con hombres biológicos resultaría en deportes femeninos menos competitivos, se vería menos atletas femeninas y provocaría que las atletas femeninas actuales pierdan la motivación debido a la injusticia percibida.

“Siento que las mujeres van a estar observando sus propios deportes desde el margen, ya no vamos a querer competir en deportes en los que no nos sentimos como si estuviéramos compitiendo en igualdad de condiciones”, dijo Saltz.

“Y si permitimos que los varones biológicos que poseen ventajas fisiológicas sobre las féminas biológicas compitan en la categoría femenina, ya no estaremos interesadas ​​en competir”, agregó.

“La razón por la que decidí hablar sobre algo como esto es porque la equidad en los deportes femeninos es muy importante para mí”, dijo.

Algunos estados han aprobado o están buscando la posibilidad de aprobar leyes que prohibirían a los atletas transgénero en los deportes de niñas y mujeres. La Cámara de Representantes de Dakota del Sur aprobó esta semana un proyecto de ley que tiene como objetivo garantizar la equidad en los deportes de niñas. Este proyecto de ley ahora se dirige al senado estatal.

Milstead, quien es una de los promotores principales del proyecto de ley, dijo que es importante proteger los deportes femeninos porque permitir que los hombres biológicos compitan enviaría un mensaje a las niñas y mujeres de que “no son importantes”. Esto, enviaría también un mensaje a los hombres biológicos que son transgénero de que está “bien ser superior y casi intimidar”.

“No creo que ese sea el mensaje que queremos enviar a ningún niño en este país”, dijo.

Redactor: JANITA KAN

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios