La inesperada decisión del papa Benedicto XVI

Un pequeño Estado situado dentro del Estado Italiano eso es lo que constituye la Cittá del Vaticano. Centro administrativo como de fe de la iglesia católica mundial.

Una miniatura rodeada de gruesas murallas, al interior trascurre la vida cotidiana como en cualquier localidad, se hacen las compras en el único supermercado, o en la sola farmacia que existe, se publica el periódico El Observatorio Romano, entre pasos la estación ferroviaria privada del Santo Padre, no muy distante la biblioteca que hace embriagar a los eruditos con valiosos manuscritos miniados, un pequeño suspiro lo podemos sostener al contemplar los esmerados jardines, en lado opuesto el cementerio, un ambulatorio etc, pero a la vez las construcciones con sus logias decoradas en esplendor donde la maravillosa belleza establecida por las ejecuciones de los insuperables maestros del Renacimiento, allí conviven residentes, funcionarios civiles, religiosos, son ciudadanos vaticanos de este minúsculo estado.

Hoy centro de las miradas mundiales, por la decisión inesperada del Pontífice Benedicto XVI, que hizo pública su decisión de renunciar al cargo de sumo pontífice, pasando a ser el primer Papa de estos tiempos a tomar dicha decisión.

Día Lunes 11 de febrero hora 11:54 hrs cuando sus declaraciones escritas y pronunciadas en latín, donde el mensaje dirigido podría ser pensado especialmente a personas prácticas en esa lengua como teólogos, religiosos estudiantes, y demás. Una única periodista logra realizar la traducción del Latín simultáneamente para todos los medios de comunicación internacionales (ANSA)

Son los san pietrini esos pequeños bloques de piedras, cincelados para prender la forma de gigantescos clavos, que fueron creados en la antigüedad para construir las vías romanas, actualmente vuelve a caminar la gran masa de turistas y más aún regresará a posar los pies Ratzinger como lo hacía cuando era Cardenal, viviendo en esta zona extraterritorial, con sus predilectas y pausadas caminatas por la mañana cuando el sol calienta en Roma en especial en Borgo Pio, o yendo a  almorzar en su habitual restaurante de ese lugar. Ese día lunes pasado, a alterado la historia, yá por la tarde imprecisa el temporal llegó a Roma, los relámpagos se notaron en especial en la foto captada por Alessandro Di Meo. Donde la luz ilumina, cuando un rayo  se  expande, espectacularmente en la cúpula de la Basílica de San Pietro. Para muchos era un simbolismo del tiempo, en una realidad del momento. Las esperanzas de la elección de un futuro Papa, radicarían en ninguna importancia geográfica de la procedencia del futuro Papa del catolicismo, sino en lo imprescindible que crea y establezca la unión y modernización de la iglesia católica futura.

Un desafió que deberá enfrentar, un hombre, un jefe de la iglesia católica que deberá responder a todas las respuestas, el progreso y modernización. Se pasa de un Wojtyla sufrido por su larga enfermedad hasta el día de su muerte a un teólogo como Ratzinger, en momentos especiales e inestables en la política Italiana, la elección de un Presidente del Consejo de Gobierno Italiano, entre  los candidatos al gobierno Mario Monti, Silvio Berlusconi, Pierluigi Bersani, además del evento también celebrado en esta misma fecha El festival de la canción en San Remo y de está pausa.

Ya pasada la noticia impactante se comienza a pensar e interpretar la decisión de  Benedicto XVI, ¿el por qué? ¿y por qué  propio en esta fecha?

Se recuerda a  Pietro Celestino V, un joven Papa llegó a guiar la iglesia el 5 de julio 1294, y proclamó su renuncia a solo tres meses de haber asumido el cargo, encarcelado por el nuevo pontífice, más Bonifacio VIII en 1313 lo canoniza, muere el 19 de mayo 1296.  Paso a la historia como el único que dejó su mandato. Fue Ratzinger quién visitó su tumba, en la ciudad  destruida por el terremoto del Aquila, 6 de abril 2009, y colocó a este santo San Pietro Celestino V, El Pallio (largas franjas de lana simbólicas). Casi una anticipación a su decisión.

La iglesia Católica Romana se apresta a un singular cambio en las tradiciones y situaciones no planteadas antes, como por ejemplo que Ratzinger vivirá en Castel Gandolfo lugar de residencia de veraneo de los pontífices, para posteriormente entrar en su residencia permanente en el Monasterio Mater Ecclesiae en la colina del Vaticano. Lugar, reestructurado especialmente para crearle el espacio a las necesidades del papa que se retira.

Las religiosas de este monasterio de clausura lo habían abandonado ya en noviembre 2012. Otra cosa de pensar dice Padre Lombardi Director de la sala de prensa, son los símbolos como el anillo pescador, que debería ser destruido, pues materializa el sello de mandato, el que acredita las actas oficiales, el Bastón, las Dos Llaves simbólicas, entre estos su vestuario que no podrá ser blanco, quizás retomará el color púrpura, el cambio de residencia  junto con su Secretario Georg Gaenswein.

Situaciones nuevas en siglos, en la cual  un  Pontífice se retira y otro llega a asumir su mandato con poco tiempo de distancia. Habrán Dos Papa, pero uno deberá ser invisible, es el comentario de tantos. Entre los sucesores, los nombres no cambian mucho desde el momento de la elección de Ratzinger. ¿Cual será el título de Ratzinger ahora? Siendo ya estado un Papa, no podrá retroceder al título de Cardenal, lo seguro es que siempre mantendrá el de Obispo Emérito de Roma sin duda Benedicto XVI, Numero 265 pontificado de la Santa Iglesia Romana.

Una situación totalmente nueva la de un Papa viviente a su predecesor el 28 de febrero, a las 20. El futuro Papa italiano, entrará en el cargo en las festividades de Pascua.

Entre los posibles candidatos podría ser un cardenal joven, fuerte, un italiano o norteamericano, que lleve a la modernización. En estos momentos de transición el Camarlengo Tarcisio Bertone  y de Angelo Sodano Cardenal Decano del Sagrado Colegio Cardenalicio, Secretario de Estado de Wojtyla, y por tantos años Nuncio Apostólico en Chile en la época de Pinochet.

Ratzinger renuncia porque no tiene fuerzas para seguir adelante, la vejez, pocas profecías al respeto como Pio X y León XIII que hablaban de un Santo Padre en fuga del Vaticano, asediado de los demonios. La iglesia se siente herida, habiendo tantos escándalos como la pedofilia, IOR el  Banco del vaticano, El corvo, Paolo Gabriele, el secuestro de Emanuela Orlandi, y tantos enigmas a responder  un futuro Santo Padre.

Por Magdalena Arqueros Valer

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios