La británica Olivia Farnsworth es una hermosa niña de 7 años de la ciudad británica de Huddersfield y que le han llamado la niña biónica.

Los científicos han estado sorprendidos de como la niña no puede sentir dolor al ser agredida o tener hambre o sueño.

Su madre se dio cuenta de este extraño suceso en su hija al ser atropellada y arrastrada por un automóvil y la niña simplemente se levantó sin quejarse de nada.

A su vez, no tiene sueño y come cuando ella lo desea. Con todos estos sucesos se cree que es la única persona en todo el mundo que presenta estos tres síntomas a la vez, y según su madre Niki Trepak, esta enfermedad es tan rara que ni siquiera tiene un nombre científico.

La niña ha sido entrevistada por varios medios y cuenta que ella es una persona feliz aunque necesita antidepresivos por que sufre ataques de ira.

¿Conoces algún caso parecido?

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios