Desde el brote de la epidemia de neumonía PCCh (nuevo corona virus), los científicos de todo el mundo han estado prestando mucha atención a la tendencia de mutación del nuevo corona virus. Los profesionales han notado que desde la aparición de la nueva cepa de coronavirus portadora de la mutación D614G en febrero de este año, el número de infecciones se ha disparado en todo el mundo (especialmente en países europeos y americanos).

Propagación del virus PCCh (Foto: Pixabay)

Según Dongsen Finance, el director del Ministerio de Salud de Malasia, Noor Hisham bin Abdullah, dijo en agosto que según la investigación preliminar del Instituto de Investigación Médica de Malasia (IMR), apareció en el país un nuevo coronavirus mutante «D614G», y su infectividad es 10 veces mayor que el de la cepa original.

El nuevo coronavirus que azota al mundo hoy en día ya no es la misma cepa que a principios de año. En la actualidad, el nuevo coronavirus con la mutación D614G se ha convertido en la principal cepa que infecta al mundo. Un artículo de «Ciencia» publicado en línea el 12 de noviembre confirmó oficialmente que la propagación del virus de esta mutación es más grave.

«HEHO Health» informó en este estudio, los científicos evaluaron el impacto de la mutación D614G en el nuevo coronavirus desde múltiples perspectivas. En primer lugar, en comparación con la cepa original del virus más temprana, la cepa D614G mostró una infectividad más fuerte. Se investigó en medios de cultivos en cuatro líneas de células, su infectividad virulenta es de 3,7 – 8,2 veces mayor que la  cepa original.

La cepa mutante del nuevo coronavirus es más virulenta (Foto: Pixabay)

Los experimentos con animales demuestran que la cepa D614G es agresivamente infecciosa

Posteriormente, los investigadores juntaron la cepa D614G y el virus de la cepa original e infectaron células epiteliales de humanos. Cuando la proporción de los dos es 1: 1, el virus con la mutación D614G se convierte fácilmente en la cepa principal en el medio de cultivo. Incluso si el virus de la cepa original se incrementó 10 veces más que la cepa mutante, 72 horas después, la mutación D614G todavía tenía una ventaja significativa. Estos resultados indican que después de la aparición de la mutación D614G, también se ha mejorado la capacidad del nuevo coronavirus para replicarse en estas células.

Aunque estos resultados indican algunas de las características provocadas por la mutación D614G, después de todo, siguen siendo el resultado de experimentos celulares. Para confirmar mejor el efecto de esta mutación en la patogenicidad del virus, los investigadores utilizaron hámsteres sirios como modelo.

De manera similar, después de ser infectados con el virus de la cepa original y la cepa mutante D614G mezclados en una proporción de 1: 1, los pulmones de los animales solo pueden detectar este último. Estos resultados también indican que la mutación D614G hace que el virus sea más competitivo en los pulmones de los animales.

La cepa D614G se propaga más rápido, es más patogénica

¿Esta mutación hará que el virus sea más transmisible? Los investigadores hicieron un experimento clave para responder a esta pregunta. Diseñaron dos grupos experimentales, cada uno con 8 pares de hámsteres, uno de cada par se infectó con el virus del nuevo corona virus hace 1 día y el otro nunca se infectó. Las dos jaulas están muy juntas para facilitar la propagación del virus.

Los estudios han demostrado que en el segundo día cuando estos hámsteres convivieron, los hámsteres infectados con la cepa D614G tienen más probabilidades de transmitir el virus a hámsteres sanos, y en 5 de cada 8 hámsteres aparecieron síntomas de infección. Por el contrario, en el grupo de control de la cepa original, ninguno de los hámsteres sanos mostró síntomas en este momento. Estos resultados también muestran claramente que, al menos en el modelo de hámster, la cepa D614G se propaga más rápido.

En la actualidad, la cepa D614G no afecta el desarrollo de vacunas

Sin embargo, además de ser más transmisible e infecciosa, los investigadores señalaron en otros experimentos que, en comparación con el nuevo coronavirus y la cepa original, la cepa D614G no aumentó significativamente la gravedad de la enfermedad del animal. Por tanto, la mutación actual no parece afectar nuestra prevención y tratamiento del nuevo coronavirus.

Los investigadores señalaron que no está claro si estos resultados indican que menos virus mutantes D614G pueden infectar a mayor cantidad  de personas. De hecho, la sociedad humana es un entorno más complejo y las infecciones virales también se ven afectadas por la edad, el género y otros factores. Con este fin, debemos seguir de cerca la aparición de nuevas variantes para comprender si cambiarán su transmisibilidad y patogenicidad.

Reportero: Guo Qiang

Editor: Li Zhi  y Guo Qiang

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/443104

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios