Con el fin de exponer las futuras misiones espaciales, la teletrasportación cuántica si es posible.

La Agencia Espacial Europea (ESA), teletransporto un fotón, reproduciendo las propiedades de la partícula de luz, desde una distancia de 143 kilómetros, que existe entre el telescopio Jacobus Kapteyn, en la isla canaria de La Palma, y la Estación Óptica de Tierra de la ESA en Tenerife. Marcando de esta forma un record de distancia en teletransportación cuántica con la colaboración de varios países y la financiación de la ESA. Los resultados fueron publicados recientemente en la revista nature.

Las condiciones para realizar los experimentos fueron excepcionales de tal forma que se instalaron detectores de fotones con una sensibilidad de una señal GPS de 10.000 millonésimas de segundo. Además se instalaron en cada estación relojes sincronizados con una precisión de 3.000 millonésimas de segundo y una relación de señal-ruido muy baja.

Rupert Ursin, de la Academia Austriaca de Ciencias. Dijo, se logró establecer un nuevo récord en cuanto a distancia de la teleportación. “El siguiente paso será conseguir la teleportación con un satélite en órbita, para demostrar que la comunicación cuántica es posible a escala global

El proyecto de medición entre islas se llevó a cabo a través de un equipo internacional de investigación, el cual desarrollo el experimento en la Estación Óptica de Tierra (Optical Ground Station) de la ESA en el Observatorio del Teide, en Tenerife. Los investigadores que participaron en el proyecto son originarios de Austria, Canadá, Alemania y Noruega.

El proceso de teletransportación consiste en transferir información de una partícula a otra, en tanto que se trasfieren sus características a la partícula entrelazada. No consiste en transportar instantáneamente objetos, sino en transferir el “estado” de un lugar a otro y sin necesidad de enviar físicamente la partícula a través del espacio. El resultado exitoso de este experimento permite a los investigadores pretender que en tiempos futuros se gesten generación de ordenadores ultrapotentes, basados en la teleportación de bits cuánticos o qubits. En tanto que permitirá también el desarrollo en sistemas inviolables de comunicación encriptado.

Las condiciones climáticas son importantes para el éxito del experimento, sin embargo, los telescopios utilizados se localizan en zonas volcánicas a 2.400 metros de altura, donde existen condiciones meteorológicas extremas con vientos, tormentas, nieve y tormentas de polvo, de tal forma que  el año pasado se realizo un primer experimento fallido debido a las condiciones climáticas.

lilia.santana@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios