La UE y Vietnam excluirán las vacunas fabricadas en China

0
475
Un bombero prepara una vacuna contra la COVID-19 en el Gymnase Le Moulin en Cergy, un suburbio del noroeste de París, el 13 de marzo de 2021. (Martin Bureau/AFP vía Getty Images)

Se espera que la Unión Europea excluya las vacunas fabricadas en China de su programa de certificación para el “pasaporte de vacunación” porque no están aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Al mismo tiempo, se informa de que Vietnam está comprando grandes cantidades de vacunas contra la COVID-19 a los países occidentales y a Rusia, pero no a China.

El 12 de marzo, Euronews informó de que se espera que la UE vote el 17 de marzo una propuesta de “pasaporte de vacunación” como requisito para viajar dentro de la UE. El “pasaporte” solo podría aceptar vacunas aprobadas por la EMA, según Ylva Johansson, comisaria de Asuntos Internos de la UE.

En la actualidad, la EMA ha aprobado las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Moderna y Johnson & Johnson, y los datos de los ensayos de las cuatro vacunas se han publicado en revistas médicas. La vacuna de AstraZeneca ha sido suspendida temporalmente por varios países europeos debido a sus posibles efectos secundarios.

Ninguna de las vacunas contra la COVID-19 fabricadas en China ha sido aprobada por la EMA.

China ha producido cuatro tipos de vacunas contra la COVID-19 a través de Sinopharm, Sinovac y CanSinoBIO. Sin embargo, no se han publicado datos detallados sobre sus ensayos clínicos.

La falta de transparencia de las vacunas chinas es la principal razón por la que la EMA no ha aprobado ninguna de ellas, según el SCMP, ya que para su aprobación se requieren datos sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas.

Por otra parte, tres personas en Hong Kong murieron después de ser vacunadas con la vacuna Sinovac y otras tres personas fueron trasladadas al hospital poco después de ser vacunadas.

Una trabajadora sanitaria prepara una jeringa para inocular a un voluntario con una vacuna contra la COVID-19 producida por la China Sinopharm durante su ensayo en el Centro de Estudios Clínicos de la Universidad Cayetano Heredia en Lima (Perú), el 9 de diciembre de 2020. (Foto de ERNESTO BENAVIDES / AFP a través de Getty Images)

Hasta ahora, Serbia y Hungría han pedido vacunas chinas. Hace unas semanas, el ministro de Asuntos Exteriores del régimen chino, Wang Yi, declaró que China ha proporcionado vacunas chinas a 69 países en desarrollo, de forma gratuita y que ha exportado vacunas a 43 países, una medida que algunos consideran que impulsa el poder blando del régimen. Un periódico del Partido Comunista Chino, el Global Times, presionó a la UE para que incluyera las vacunas chinas en el programa de “pasaportes de vacunación” y calificó su rechazo de “nacionalismo vacunador”.

Por otra parte, según Radio Free Asia, Vietnam ha importado un gran número de vacunas contra la COVID-19 de Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y otros países, pero no ha pedido ninguna vacuna china.

La Oficina de Salud de la ciudad de Ho Chi Minh en Vietnam presentó recientemente una propuesta para importar 5 millones de dosis de la vacuna de Moderna. El Ministerio de Sanidad de Vietnam también está negociando con otros fabricantes estadounidenses para obtener más vacunas.

En febrero, Vietnam recibió 117,000 dosis de la vacuna contra la COVID-19 del Reino Unido. A finales de febrero, Vietnam también aprobó la vacuna “Satellite-V” de Rusia, encargando a este país unos 150 millones de dosis.

Redacción: ALEX WU

Fuente: The Epoch Times en español

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios