La vida en un pueblo minero de carbón en China

Industrias de Handan, en la prefectura china de Hebei. Foto: Greenpeace
Fotos: Tencent

Estas fotos tomadas del año 2013 al 2015 muestran a la ciudad minera de carbón ubicada en el noreste de China en Haizhou Distrito de la ciudad de Fuxin, provincia de Liaoning.

Las primeras imágenes, a partir de febrero de 2013, muestran las emisiones de polvo producidas por una central eléctrica al sur de la ciudad, y un tren de vapor que se lleva las cenizas.

Fotos: Tencent

Debido al agotamiento de los recursos de carbón en la región, la industria se enfrenta a un período de reestructuración difícil y los trabajadores como el conductor del tren Zhang Mingzhe no está seguro acerca de su futuro con su trabajo actual.

Fotos: Tencent

De pie en medio de una nube de polvo, Wang Jianhua ha trabajado en la industria de la minería del carbón de la ciudad desde que tenía 24 años. Ahora él ya tiene 53 años y dice que ya esta acostumbrado al humo espeso y gris de su entorno de trabajo.

Fotos: Tencent

Aunque los obreros trabajan todos los días durante 12 horas en turnos diurnos y nocturnos, éstos se las arreglan para encontrar algún tiempo para llevar un diario.

Fotos: Tencent

Dos años más tarde, es decir, en el 2015, la vida de Wang no ha cambiado mucho. Aunque el medio ambiente sigue siendo terrible para los trabajadores chinos. Aunque para las autoridades chinas dicen que aún hay esperanza de que la ciudad pueda recuperarse de la contaminación.

Fotos: Tencent
Fotos: Tencent

Para algunas áreas sin embargo, ya es demasiado tarde. La contaminación está ahora en niveles críticos con la erosión del suelo que hace que la tierra este demasiado contaminada de plomo para vivir. Los pobladores que viven cerca de la mina de Wulong ya han dejado atrás la tierra estéril que es casi deshabitada.

Fotos: Tencent

Fotos: Tencent

A los 58 años de edad,  el pastor de ovejas Fu Wan, es el único campesino que vive al pie de la mina.

Fuente: News QQ

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios