Lama tibetano “Rinpoche” ¿muerto viviente?

Su cuerpo fue visto en buen estado tres semanas después de su muerte. Los budistas tibetanos dicen que había entrado en un “estado de meditación durante su muerte”. Existe una explicación científica relacionada con el ayuno o una enfermedad debilitante.

El lama tibetano Thupten Rinpoche murió en mayo en Nueva Zelanda, pero según los informes, permaneció casi tres semanas sin perceptible deterioro, sin ningún signo de rigor mortis (rigidez cadavérica) y ningún olor.

Rinpoche tenía cáncer en el estómago y fue declarado médicamente muerto el 24 de mayo por un médico local, quien dijo que el corazón de Rinpoche había dejado de latir y que él ya no estaba respirando.

El cuerpo fue dejado en una cama debajo de una sábana en el Centro budista Dhargyey, en un ambiente de relativamente baja temperatura y condiciones secas.

Según la comunidad budista local, Rinpoche había entrado en un estado de “Meditación durante la Muerte” o tukdam. El cuerpo de Rinpoche fue cremado posteriormente.

La explicación científica

La TVNZ filmó el cuerpo del Lama 15 días después de su muerte, el cual fue mostrado por el reportero John Hudson.

Hudson dijo que la temperatura ambiente era de 13 grados Celsius y que no había olor u otros signos de decaimiento.

Michael Hope, empresario de pompas fúnebres de la localidad, dijo a la TVNZ que cuando alguien muere, el decaimiento suele ocurrir completamente rápido con obvios indicadores.

“Podría haber alguna distensión e inflamación, probablemente algún olor que puede ser una expectativa”, dijo. Y agregó que “algunos de los rasgos faciales podrían haber cambiado un poquito; los ojos podrían haberse oscurecido”.

Sin embargo, Hope aclaró que de vez en cuando ven cadáveres mucho después de la muerte con poco o ningún signo obvio de decaimiento, explicando que esto puede ocurrir debido a una combinación de factores.

El patólogo Dr. John Rutherford dijo a la TVNZ que un cadáver puede estar en buen estado de conservación en un ambiente de temperatura relativamente frío, que esté seco y libre de humedad, y cuando el intestino está bastante libre de organismos, los cuales suelen propagarse por el cuerpo y causan la putrefacción.

El Dr. Rutherford dijo que esto es posible gracias al ayuno o una enfermedad debilitante, y agregó que después de la muerte, el rigor mortis toma alrededor de 12 horas para desarrollarse y luego se desvanece durante las siguientes 12 horas.

“Puede haber bien una explicación física racional y razonable de todo esto, sin necesidad de invocar algún evento extraño, misterioso, o fenómeno psíquico.”

Te puede interesar:

{youtube}https://www.youtube.com/watch?v=2bVN9fTEFW4{/youtube}

Por Oswaldo Solis – La Gran Época

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios