El asunto del petróleo, la fluctuación de los precios, la controversia de la apertura de refinerías, y el proceso intrínseco en la obtención del petróleo, involucran principios básicos como en toda empresa o consorcio mundial que tenga que ver con cuestiones ingenieriles.

Sin duda, los procesos implícitos en el campo del petróleo, impactan en el eje social, económico, tecnológico y ambiental. Sin embargo, es importante hecharle un vistazo a los principios básicos de la refinación del petróleo y de comprender la complejidad  del proceso.

Una refinería de petróleo es una plataforma industrial destinada a la obtención de combustibles fósiles capaces de ser utilizados en motores de combustión, aceites minerales, asfaltos y otros; como lo definió P. Trambouze en el Libro de ‘Materiales y Equipos’ en 1999.

Los productos principales que se obtienen en una refinería son: gasolina magna, gasolina premium, turbosina, combustóleo, diesel, asfalto, azufre, propileno, lubricantes, coque y propano-butano de acuerdo al sitio web de la Industria Petrolera Mexicana dentro de un artículo publicado en su revista digital el 15 de Julio de 2010.

El petróleo es una mezcla de compuestos  orgánicos  formado mayoritariamente por carbono e hidrógeno. También contiene elementos como nitrógeno, azufre y algunos metales. A continuación de manera muy general, se enlistan los procesos involucrados en la destilación del petróleo que permiten eventualmente la obtención de los productos anteriormente mencionados.

Inicialmente se requiere del precalentamiento del crudo, que consiste en una eliminación de sales y su calentamiento entre 35ºC y 400ºC. Después se realiza una destilación atmosférica, es decir, existe una separación de diversos componentes a diversas temperaturas ya sea por precipitación, condensación o enfriamento a un llamado punto de rocío. Dichos componentes son introducidos a una torre de destilación donde son tratados de manera específica dependiendo de la altura a la cual se coloque el componente. Es decir, si el componente se coloca aproximadamente a la máxima altura de la torre de destilación, y se calienta a unos 20ºC, es posible obtener gas butano o propano, a 150ºC se obtiene gasolina ligera o nafta, a los 200ºC gasolina pesada, a 300ªC se obtiene keroseno, a 370ºC gasoleo o gas, a los 400ºC combustible pesado.

La torre de destilación se conecta a un horno de destilación al cual entra la gasolina en bruto para poder ser procesada. Este tipo de destilación se realiza a una presión atmosférica de 760 mmHg.

Después, se realiza una destilación al vacío, la cual repite el proceso de destilación para el mayor aprovechamiento de la volatilización de los derivados del crudo y obtener una mejor calidad de los mismos, dicho proceso se ejecuta ahora a una presión menor que en la primera vuelta, es decir, entre unos 5 y 700 mmHg.

Finalmente se realiza un residuo de vacío el cual es un proceso que permite eliminar sustancias perjudiciales y aumentar el valor de los derivados (Información tomada de: Carlos Ollero Navarro en queaprendemoshoy.com).

Si bien los productos derivados por el petróleo ayudan a elevar la calidad de vida de la sociedad a niveles mundiales; es interesante conocer los procesos básicos que involucran las comodidades y tecnologías derivadas de la investigación humana en pro de una elevación de la calidad de vida; lo cual no deja de lado los efectos de los residuos derivados de dichos procesos industriales, los cuales también deben ser considerados y cuidados en la misma medida que los procesos de producción en sí.

Por Leticia Flores

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios