Legisladores estadounidenses proponen ley para prohibir que empleados federales viajen a China con el título de «intercambio cultural»

0
160
Miembros del Congreso de Estados Unidos han presentado recientemente un proyecto de ley para prohibir a los legisladores federales participar en los llamados viajes de "intercambio cultural" organizados por el PCCh. (Crédito: Samira Bouaou/The Epoch Times)

En los últimos años, bajo la bandera de los «intercambios culturales», el PCCh ha invitado a funcionarios estadounidenses de todos los niveles a viajar a China en un intento de infiltrarse en la clase política estadounidense. El jueves 29 de julio, el congresista Greg Murphy presentó un nuevo proyecto de ley para prohibir los llamados viajes de «intercambio cultural» a China para los empleados federales.

Según FoxNews.com, el Comité de Estudios Republicanos de la Cámara de Representantes ha presentado un proyecto de ley titulado «Contra ataque del PCCh», que incluye una serie de contramedidas contra el PCCh. El proyecto de ley de Murphy, llamado Ley para Acabar con los Intercambios Culturales Engañosos, es también una de las contramedidas del proyecto de ley » contra ataque al PCCh”.

El presidente del Comité de Estudios Republicanos de la Cámara de Representantes, Jim Banks (republicano de Oklahoma), dijo que la Ley para Acabar con los Intercambios Culturales Engañosos está diseñada para promover la transparencia y la responsabilidad en las relaciones entre Estados Unidos y China, especialmente apunta  a las operaciones de influencia dirigidas por el PCCh que tienen dentro Estados Unidos.

En una entrevista con Fox el jueves, Murphy dijo que su objetivo al presentar la Ley para Acabar con los Intercambios Culturales Engañosos era «proteger la seguridad nacional de Estados Unidos de la influencia del PCCh», «incluyendo asegurar que los empleados federales de Estados Unidos no sean adoctrinados con propaganda comunista y antiamericana cuando viajen al extranjero».

Murphy citó los tipos de atrocidades del PCCh, que incluyen: violar los tratados internacionales, socavar las libertades civiles, seguir oprimiendo a las minorías y provocar y violar la soberanía de otras naciones, poniendo en riesgo la seguridad de innumerables países, entre otras cosas. Dijo: «El PCCh es la única y mayor amenaza para la seguridad económica de Estados Unidos».

También se refirió al PCCh como adversario estratégico de Estados Unidos, lo que es evidente en el tema de la epidemia del virus del PCCh (Nuevo Coronavirus). Dijo: «El PCCh es nuestro adversario estratégico y no ha escatimado esfuerzos para difundir el engaño y la mentira en todo el mundo. Debemos reconocer la urgencia y la gravedad de la amenaza del PCCh a los valores e intereses estadounidenses y seguir una estrategia programática a largo plazo, EE.UU. primero America First, para proteger nuestros intereses en el país y en el extranjero.»

En virtud de la Ley de Intercambio Educativo y Cultural Mutuo (MECEA), introducida en 1961, EE.UU. permitía  a los empleados federales participar en 89 viajes aprobados oficialmente y no estaba obligado a presentar información sobre los viajes financiados con fondos privados, como exige la ley federal. Sin embargo, entre estos 89 viajes había varios financiados por el régimen del PCCh bajo la bandera del «intercambio cultural».

El pasado mes de diciembre, el Departamento de Estado de EE.UU. puso fin a cinco programas de viajes del PCCh disfrazados de «intercambio cultural»: el Programa de Educación de Responsables Políticos en China, el Programa de Amistad entre EE.UU. y China, Programa de Intercambio de Liderazgo entre Estados Unidos y China, el Programa de Intercambio Transpacífico entre Estados Unidos y China, y el Programa de Educación y Cultura de Hong Kong . Estos programas permiten al PCCh financiar completamente las visitas a China del personal del Congreso estadounidense.

En el momento de la cancelación de estos viajes, el entonces secretario de Estado Pompeo declaró que estos programas estaban totalmente financiados y operados por el PCCh y eran «una herramienta de propaganda de poder blando para el régimen».

Durante una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, el lunes 26 de julio, la vicesecretaria de Estado estadounidense, Wendy Sherman, dejó claro que los abusos de los derechos humanos del PCCh en Xinjiang, su socavación de la Ley Básica de Hong Kong, sus provocaciones en el Estrecho de Taiwán, sus ciberataques malintencionados por parte del Ministerio de Seguridad del Estado chino, su falta de cooperación con la investigación de la fuente del virus de la Fase II de la OMS, sus violaciones de los derechos de propiedad intelectual, sus transferencias forzadas de tecnología, su opresión económica a los aliado  de Estados Unidos y comercio desleal etc, todo los comportamiento que hace descontento a EE.UU. y comunidad internacional.

En la reunión, la actuación de Sherman fue descrita como «franca y directa», hablando directamente de temas que el PCCh  se ha reservado. La tendencia al deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China también es cada vez más evidente. Tras la reunión del Secretario de Estado Blinken con Ngodup Dongchung, representante del líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, el 28 de julio, Hu Xijin, redactor jefe del Global Times, órgano de difusión del PCCh, declaró que Estados Unidos y China «ya hace tiempo rompieron relación».

Editor: Zhang Lily

Versión original en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios