Liberan en Rusia a las dos integrantes de Pussy Riot

Fue una de las protestas más polémicas de la era moderna en Rusia. En febrero del 2012, las tres integrantes del grupo punk Pussy Riot fueron detenidas por protestar así en una iglesia de Moscú contra el entonces primer ministro Vladimir Putin.

Seis meses después, dos de ellas fueron condenadas a dos años de cárcel por vandalismo y odio religioso. Su otra compañera fue excarcelada por participar sólo en el inicio de la protesta.

Este caso atrajo la atención y motivó una campaña mundial para solicitar su liberación.

Organizaciones de los derechos humanos y más de una docena de artistas como Paul McCartney, Sting, U2, Radiohead y Madonna, alzaron la voz. La reina del pop intercedió por ellas durante un concierto en Moscú.

“Creo que ellas ya pagaron el precio de este acto y pido por su liberación”, comentó Madonna, cantante.

Este lunes, sólo tres meses antes de terminar sus condenas, fueron excarceladas por un indulto presidencial, acción que calificaron de maniobra política.

“Estaba dispuesta a rechazar la amnistía, pero la prisión ya estaba tramitando mi traslado para Moscú”, señaló Maria Alyokhina, integrante de Pussy Riot.

Las opositoras denunciaron que con su liberación y la del magnate Mijail Jodorovsky, que financió a la oposición, Putin busca mejorar su imagen de cara a los Juegos Olímpicos de invierno.

“Lo que está sucediendo en este momento son sólo medidas cosméticas para liberar a las personas tan sólo un par de meses antes de que cumplan sus condenas, como Jodorkovsky, a quien le faltaba poco para cumplir su sentencia”, indicó Nadezhda Tolokónnikova, integrante de Pussy Riot.

El grupo llamó a boicotear el evento deportivo que se realizará en febrero y anunció que se unirá a la lucha por el respeto a los derechos humanos en Rusia.

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios