El control del régimen comunista chino sobre el pueblo está por doquier y es imparable. ¡Pero tal vez no sepas que hay un ser superior que existe y que ha estado controlando todo en el mundo humano!

En la larga historia de la humanidad, las dinastías han cambiado, el mundo ha subido y bajado, las guerras y las catástrofes naturales se han escenificado como un gran drama, Algunas personas pueden pensar: “¿Se pueden evitar los cambios?” Especialmente cuando una guerra llega a su fin, cuántas almas se destruyen. Yuan Mei, de la dinastía Qing, relató esta historia en su libro “Zi Bu Yu”, que puede ser la respuesta.

Durante la guerra contra Birmania en el periodo Qianlong de la dinastía Qing (en referencia a la guerra Qing-Birmania del siglo XVIII), un oficial de guardia llamado Ye, del condado de Kunming volvió a la vida tres días después de su muerte. Dijo que su espíritu fue llevado al palacio del inframundo, debido a que su vida en el mundo aún no se había terminado, no  estaba en la lista de muerte por guerra, por eso fue liberado y regreso al mundo humano.

Le preguntaron qué había visto en el inframundo. Dijo que era magnífico, con una enorme puerta roja, parecido al palacio de un rey. En el exterior de la puerta, había muchos pequeños funcionarios sentados con un diminuto libro en la mano, haciendo constantes anotaciones en el. Cuando terminaron de escribir, el libro se cubrió con una masa de energía negra. Algunos se frotaban la frente y otros se golpeaban la cintura, diciendo ¡Qué cansado! ¡Qué cansado! estaban agotados de tanto trabajo.

En el camino de vuelta al mundo humano, Ye preguntó en voz baja a los fantasmas que lo escoltaban: “¿Qué clase de libros llevan esos ancianos en sus manos?” La respuesta fue: “Un libro de catástrofes de nubes negras”. También preguntó: “¿Para qué sirven?”. El peón fantasma contestó: “Desde la antigüedad, cada vez que hay una guerra en el mundo, es una calamidad predeterminada por el cielo, por lo que no hay forma de deshacerla. Y todos los que estaban destinados a morir en la guerra estaban escritos en estos pequeños libros, libros de hombres y libros de animales. Aunque sea una mula o un caballo, no hay error”. Entonces Ye preguntó: “¿Hay algún funcionario provincial entre las personas que murieron en esta calamidad?” El peón fantasma se rio y dijo: “¡En el libro, el primero es el gobernador de la casa donde tu trabajas!”. Como era de esperar, el gobernador se suicidó durante la guerra.

Se trata de la dinastía Qing. ¿Hay algo parecido en los tiempos modernos? Sí, hubo lo mismo.

Zhu Jingyu uno de los discípulo del viejo monje  Xuyun, fue jefe de la Oficina de Finanzas de Sichuan y director del Departamento de Finanzas de la provincia de Zhejiang, y durante la Expedición del Norte del Ejército Nacional Revolucionario, siguió a Chiang Kai-shek y sirvió como subdirector del Departamento de Intendencia General. En 1949 después que llego a Taiwán se dedicó a cultivarse en el budismo y a promocionar la ley Buda.

Zhu Jingyu, discípulo del monje Xuyun (foto en línea)

En 1931, Zhu Jingyu trabajaba como gerente en un banco. En su tiempo libre, jugaba a las cartas y charlaba con algunos amigos. Uno de ellos era un trabajador del inframundo, es decir, iba a trabajar por la noche como mandadero al inframundo. Dijo: “¡Esto es cierto, es absolutamente cierto!”.

Este amigo suyo no tenía un alto cargo, se encargaba de entregar los documentos oficiales y trabajaba para un gobernador del inframundo de Suzhou. Un “gobernador del palacio del inframundo” es el equivalente a un gobernador de la provincia en el mundo humano. Un día, dijo, que un gobernador del inframundo de Shanghai envió un lote de “libros de nacimiento y muerte” al gobernador del inframundo de Suzhou, fue él quien los recibió, por curiosidad  hojeo el libro, se encontró con que la mayoría de los nombres tienen entre cinco o seis caracteres, lo que le dejo muchas dudas. Al día siguiente, cuando charlaba con Zhu Jinyu, le contó el incidente; en ese momento, nadie podía entender lo que estaba pasando. La mayoría de los nombres chinos tienen cuatro caracteres máximo, como Shangguan Wan’er, Sima Xiangru, y porque tenía un apellido compuesto, pero ¿qué pasó con estos cinco o seis caracteres?

Tres meses después, el 28 de enero de 1932, los japoneses iniciaron la Guerra de Songhu (batalla de Shanghai) en la ciudad de Shanghai. Sólo entonces cayeron en la cuenta. Resultó que las listas de muertos enviadas desde Shanghai eran las listas de muertos de los soldados japoneses en la batalla de Shanghai del 28 de enero.

Incluso para los que murieron en la guerra, el registro había sido enviado al gobernador del inframundo de Suzhou tres meses antes. El momento y el lugar de la muerte estaban predeterminados, como dice el antiguo refrán: “Cada trago y cada picoteo de los pájaros están predeterminados”. Los que no están destinados a morir estarán bien incluso en medio de la lluvia de balas; los que están destinados a morir serán asesinados incluso por balas perdidas.

De hecho, hay bastantes personas que han servido en el inframundo. El viejo laico que registró este incidente, Zhu Jingyu, es el yerno de Zhang Taiyan, que fue un erudito de la literatura china en los primeros años de la República de China. Él trabajaba en el palacio del inframundo como juez, bajo el mando del Emperador del inframundo de la Montaña del Este. En china hay cinco montañas, el Este está a cargo de cinco provincias, el gobernador del inframundo de Jiangsu solo estaba a cargo de una provincia por lo tanto el Emperador de la montaña del Este es un emperador mayor del inframundo. En una carta a un amigo, Zhang Taiyan dejó constancia de sus visitas diarias al Inframundo, como Emperador del inframundo, sabía muchas cosas de ahí y charlaba con sus amigos sobre lo que había hecho la noche anterior. En nuestro tiempo moderno también hay una persona que visita ambos mundo que se llama Wu Yuhua es un campesino de la aldea Ping Tan de la provincia de Junan

Cuando el reportero lo entrevistó, ya llevaba más de 20 años trabajando para el emperador del inframundo, podía ser convocado en cualquier momento y en cualquier lugar, su espíritu sale de su cuerpo e iría a atrapar almas. Estas cosas están registradas en el libro “100 reencarnaciones en pingyang”, así que si estás interesado, puedes encontrarlo y leerlo tú mismo.

Wu Yuhua, un hombre reencarnado de Ping Yang, provincia de Hunan, trabajó como recadero para el emperador  del inframundo durante más de 20 años (Foto de Internet)

Otro amigo contó un incidente que le ocurrió a su padre. Su padre era soldado del ejército del Kuomintang. Una vez pasó por un pueblo y vio a una mujer muy triste y llorando, así que le preguntó qué le pasaba, la mujer dijo que fue engañada por una persona que le dio una moneda de plata falsa, su padre se rio, sacó una moneda de plata del bolsillo, lo sustituyó por la moneda falsa y se lo guardó en el bolsillo de la chaqueta, más tarde en la guerra una bala justamente le dio a esa moneda falsa de plata  que tenía en el bolsillo de la chaqueta, su padre escapo de la muerte y estaba muy sorprendido; a menudo cuenta esta historia a las personas cercanas, al oírlo sentí que era un milagro porque siempre escuche que las balas tienen el nombre del que va a morir y con la pandemia sucede lo mismo, tiene el nombre de la persona escrito, así que concluyendo lo mejor es ser consciente para llevar una vida haciendo cosas buenas, pues no sabemos cuándo será el último día.

Editor: Tang Jie

Editor: He Xinghan

Versión en chino: soundofhope.org

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios