Nombre botánico: Macadamia integrifolia

Cuando uno piensa en las nueces de macadamia, puede ser que piense en Hawái, pero esta nuez es nativa del continente de Australia, lo que explica por qué al fruto también se le llama el Australiano o la Nuez de Queensland.

De la familia de las Proteaceae, el árbol de macadamia de hoja perenne puede llegar a medir 40 pies horizontalmente así como en su extensión vertical.

Estas son unas de las nueces más buscadas en el mundo, así que pueden ser caras. Esto ha levantado la producción comercial en otras zonas templadas como Sud África y América Central en dónde los árboles crecen si hay suficiente agua.

Introducidos en Hawái en 1881 y poco después en California, Hawái es hoy en día el exportador más grande en el mundo. Un árbol de macadamia de 10 años puede producir hasta 50 libras e incrementarla indefinidamente.

Además de ser una fuente de alimentación, las cáscaras se compostean para mantillo o fertilizante, y en Japón, el aceite se usa en la industria cosmética para hacer jabones, champú, y protectores solares. Lo que sobra puede ser usado en alimento de animales.

Como dice el dicho: las macadamias son una nuez dura de quebrar. Conteniendo por lo menos un 72 por ciento de aceite, están envueltas en una cáscara como de piel verde que se parte cuando la nuez está madura.

La cosecha viene cuando se caen del árbol, que es cuando se le quita la cáscara verde y se secan las nueces. La cáscara interna se quita después con un cascanueces. Un manojo de estas nueces hace una botana crujiente, pero también son muy buenas en galletas, panes y pasteles, ensaladas de fruta y ensaladas verdes.

Beneficios de Salud de la Macadamia

Como un alimento natural y entero, la nuez de macadamia, específicamente, contiene antioxidantes, vitaminas y minerales con un potencial de estimular significantemente la salud.

Contienen altas cantidades de vitamina B1 y magnesio, y solo una porción abarca 58 por ciento de lo que necesita de manganeso y 23 por ciento del valor diario recomendado de tiamina.

Las nueces crudas contienen un gran número de nutrientes así como una porción saludable de grasa mono insaturada. Las macadamias, con su propio perfil nutrimental, son relativamente bajas en carbohidratos y proteína (conteniendo un 2 % en una porción de una onza), son altas en ácido oleico y ácidos grasos mono insaturados omega-9, el mismo ácido graso que se encuentra en el aceite de oliva.

De hecho, de los 21 gramos de grasa que se encuentra en la nuez de macadamia, solo tres gramos son grasas saturadas.

Cuando escoja grasas que debe o no debe comer, es importante notar que es el tipo de grasa lo que importa, no la cantidad. No todos los ácidos grasos saturados son lo mismo. Si los elimina todos, sufrirá consecuencias graves a la salud.

Grasas saturadas sanas se encuentran en productos animales como la mantequilla, queso, leche entera, helado y carnes grasosas. También las puede encontrar en algunas plantas tropicales y aceites vegetales como el aceite de coco y aceite de la semilla de palma.

Luego tenemos las grasas trans, que se forman cuando el aceite vegetal se endurece, un proceso llamado hidrogenación. Esto puede elevar su LDL y bajar su HDL, lo cual no es bueno para su salud, especialmente su corazón. Las grasas trans tienen un link directo a enfermedades del corazón, diabetes de tipo 2 y hasta Alzheimer.

De hecho, la Clínica Mayo nombra a las nueces como uno de los cinco alimentos que pueden proteger la salud del corazón por reducir el colesterol. Sólo asegúrese que no estén cubiertas de azúcar o sal y que mantenga la porción alrededor de 1.5 onzas.

Excluyendo a los cacahuates, las nueces crudas como la macadamia han demostrado que ayudan a reducir la cintura en lugar de acumular libras. Un reportaje de 31 clínicas y encuestas universitarias mostraron que cuando la gente incluía más nueces o nueces en sus dietas o como sustituto para otros alimentos, dentro de cinco semanas, perdían en lugar de aumentar 1.4 libras y media pulgada de la cintura.

Aunque eso parezca una pequeña cantidad, con el tiempo hace una diferencia. Así que si está cuidando su peso, un manojo de nueces como macadamias o almendras es una opción de botana mucho mejor que un panqué de salvado.

Con alrededor de 60 por ciento de ácido oleico de grasa mono insaturada – la misma cantidad que en los olivos – proveen la cantidad más alta de grasa saludable mientras que se encuentran con un perfil bajo en la escala de los carbohidratos.

Estudios Realizados Sobre la Macadamia

Adicionalmente, un estudio de Journal of the American College of Nutrition encontró que gente que comía nueces se beneficiaba de otras maneras incluyendo:

  • Menos presión arterial sistólica
  • Menos propensos a tener dos de los factores riesgosos para el síndrome metabólico: una presión sanguínea alta y bajos niveles de colestrol HDL (bueno) (para consumidores de nueces)
  • Menos propensos a tener cuatro factores riesgosos para síndrome metabólico: obesidad abdominal, alta presión sanguínea, glucosa en ayunas alta, y una prevalencia más baja de síndrome metabólico.

Otra razón por la cual las nueces son benéficas es que muchas de ellas, como la nuez, la avellana, las pecanas, nuez de Brasil, almendras, anacardos y cacahuates, contienen el amino ácido l-arginina, el cual ofrece muchos beneficios vasculares a gente con enfermedad coronaria del corazón.

Datos Curiosos Sobre la Macadamia

Los árboles de la macadamia fueron nombrados por el director de los Jardines Botánicos Reales de Australia, Baron Ferdinand von Mueller, para honrar a su amigo y colega, el químico John MacAdam. Irónicamente, MacAdam murió a bordo de un barco que lo llevaba a probar la nuez que fue nombrada en su honor.

Resumen

Una de las nueces más saludables, crudas o de otra manera, la macadamia se originó en Australia, con la producción más alta viniendo de Hawái. Hoy en día se cultivan en un número de continentes con sol moderado y mucha agua. Como muchas otras nueces, tienen un alto contenido de “grasas”, pero es de la grasa buena – HDL, no LDL – que necesita tu cuerpo para combatir enfermedades del corazón y disminuir el riesgo de infartos. Otros nutrientes saludables en la macadamia incluyen el amino ácido l- arginina, vitamina B1 y magnesio, y son una excelente fuente de manganeso y tiamina mientras son bajas en carbohidratos.

Pruébelas picadas robustamente en una ensalada verde.

Fuente: Mercola.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios