Los grupos tecnológicos de China ceden a la censura de Pekín

Han cerrado miles de plataformas de vídeos móviles y despedido a miles de periodistas.

Los gigantes tecnológicos y las empresas de medios de comunicación de China han cedido a las demandas del Gobierno chino para limitar la libertad en Internet a través del cierre de miles de plataformas de vídeos móviles, despidiendo a miles de periodistas y prometiendo difundir las opiniones de los medios de comunicación estatales.

La capitulación se engloba dentro de la continua represión del Estado chino sobre los contenidos online, una práctica que comenzó este mes cuando los reguladores cerraron docenas de cuentas populares del país de noticias sobre famosos.

Los analistas afirman que esta medida es resultado de los deseos de Pekín por controlar el debate público de cara a la gran reorganización que vivirá el Partido Comunista de este otoño.

El Ministerio de Cultura ha anunciado este jueves que había conseguido la colaboración de proveedores de aplicaciones móviles como Tencent, Alibaba y Baidu para borrar 291 plataformas de vídeos móviles y que había trabajado con grupos de medios para rescindir los contratos de cerca de 10.000 periodistas y artistas actores de televisión.

Sina Weibo, la mayor plataforma china de microblogging, con 340 millones de usuarios -más que su equivalente americano Twitter- declaró el miércoles que sólo los poseedores de una licencia válida de medios tendrían permiso para subir vídeos de noticias o análisis políticos, y ha prohibido subir de cualquier vídeo de más de 15 minutos, poniendo fin a los reportajes en profundidad y los programas de entretenimiento.

Al explicar posteriormente su decisión, Weibo hizo referencia al comunicado emitido la semana pasada por el regulador de los medios, en el que se quejaba de que un enorme número de vídeos sobre contenidos políticos “no cumplían las directrices nacionales”. El regulador también acusó a los vídeos de análisis social de “diseminar opiniones negativas”.

Weibo anunció, asimismo, que reforzaría su colaboración con los medios del Gobierno, como el Diario del Pueblo, para “dar más fuerza a la voz del discurso oficial”.

Periodistas y usuarios de la red han condenado las severas medidas. Hasta ahora, y a diferencia de la información sobre política o economía, se pensaba que los medios especializados en celebridades y entretenimiento estaban a salvo de la estricta censura gubernamental. Los canales de noticias de las redes sociales también habían disfrutado de más libertad que los medios tradicionales.

“El 19 congreso nacional se acerca, y esto requiere un clima político limpio”, señaló Song Jianwu, profesor de medios de la Universidad Renmin en Pekín, refiriéndose a la reunión que celebra cada cinco años el Partido Comunista.

El congreso nacional -el máximo foro del Partido Comunista- será un momento especialmente delicado para los políticos chinos, ya que supone el principio del segundo mandato del presidente Xi Jinping. Los analistas prevén que Xi consolide su mando con nuevos nombramientos y que muestre a los observadores la fortaleza del gobierno del Partido Comunista.

La semana pasada Bilibili, un portal de vídeos con más de 100 millones de usuarios mensuales activos -la mayoría de los cuales son millennials que comparten vídeos de animación- empezó a pedir a los usuarios que suben vídeos que aportasen copias de sus pasaportes o carnés de identidad, facilitando así que el Gobierno castigue la divulgación de vídeos considerados inadecuados.

La legislación china ya había estipulado que los proveedores de vídeos y noticias necesitaban una licencia para operar, pero hasta este mes los medios online habían ocupado una zona gris.

La nueva ley de ciberseguridad de China, que entró en vigor el 1 de junio, aumenta el control del Gobierno sobre Internet y exige a los proveedores de medios online que obtengan una licencia.

“Ante el aumento de la influencia de los vídeos online, los reguladores no pueden mirar para otro lado”, advirtió Song.

Fuente: Expansión

redaccion@sohnetwork.com

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios