Para promover su posición en el extranjero, el PCCh ha llegado a hacerse pasar por una periodista francesa en un artículo de la versión para el extranjero desde su sitio web oficial de medios de comunicación, el que fue expuesto inesperadamente por los medios franceses.

El 28 de marzo, el sitio web en francés de la cadena de televisión global CCTV publicó un artículo de una periodista francesa llamada Laurène Beaumond titulado “Mi Xinjiang, ¡detenga las noticias falsas desenfrenadas!”, según la radio francesa hoy (1de abril) citando el informe del periódico francés Le Monde.

El autor, que dice ser una periodista francesa independiente que vive en China desde hace siete años y tiene familiares que viven en Urumqi, ha visitado Xinjiang varias veces entre 2014 y 2019, afirma que lo que los medios de comunicación franceses retrataban sobre Xinjiang era completamente diferente de lo que ella misma había visto y oído.

Se presenta como Licenciada en Periodismo y Arte de la universidad de Paris La Sorbona; y ha trabajado para varios medios de comunicación en París, antes de trasladarse a Beijing.

Le Monde France ha consultado la base de datos del Consejo Francés de Carné de Prensa Profesional, que expide los carné de prensa, y ha comprobado que el nombre de la periodista no figura en ninguna parte, a pesar de que CGTN sostiene que trabajó en varios medios antes de viajar a China, nadie parece conocer a ninguna profesional de la información con ese nombre.

El 31 de marzo, Radio International China publicó otro artículo de esta “periodista francesa” en su sección de foros, en el que pedía a los senadores franceses que abandonaran sus planes de visitar Taiwán.

En ella, afirmaba ser una experta en temas chinos y ser una apasionada de la literatura y el arte popular asiático.

El periódico francés Le Monde reveló que el nombre de la supuesta periodista independiente apareció a finales del año pasado, y que fue descubierta por Antoine Bondaz, investigador de la Fundación Francesa de Estudios Estratégicos. Se burló en Twitter diciendo: “No puedo imaginar que la página web de la Televisión Internacional de China, a la que el Consejo Superior Audiovisual francés acaba de conceder permiso para emitir en francés, se atreva a publicar un artículo con un nombre falso.”

También invito a la periodista, que solo apareció en el sitio web oficial del PCCh, a que tuviera una charla con él.

Tanto la cuestión de Taiwán como la de Xinjiang son puntos delicados para el PCCH, han provocado muchos conflictos diplomáticos.

Anteriormente, el 18 de febrero, el embajador chino en Francia, Lu Shaye envió una carta al partido gobernante francés, el senador del Partido Republicano Progresista Alain Richard, para impedirle organizar una delegación parlamentaria a Taiwán en términos duros y sarcásticos, lo que provocó un fuerte descontento en la comunidad francesa. El académico francés Antoine Bondaz tuiteó que los diplomáticos chinos no tienen derecho a dirigir a los cargos electos franceses. La embajada china en Francia llegó a dejar un mensaje bajo su tuit, “petite frappe” (pequeña bribona), lo que desató las críticas del gobierno francés y de la opinión pública sobre la “diplomacia del lobo peleonero” del PCCh.

El 21 de marzo, el sitio web de la embajada china en Francia publicó otro mensaje, diciendo: “Si realmente hay lobos peleoneros, es porque hay demasiados perros locos y feroces”, lo que enfureció aún más a las autoridades francesas. El día 22, el Ministerio de Asuntos Exteriores francés condenó duramente a la embajada china y pidió que se convocara a Lu Shaye para expresarle su descontento.

El 22 de marzo, la UE, en una medida poco habitual, coordinó con Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá para sancionar a funcionarios chinos por violaciones de los derechos humanos en Xinjiang. El 24 de marzo, la Liga de la Juventud Comunista lanzó un boicot contra la empresa sueca H&M, que declaró que se negaba a utilizar algodón de Xinjiang, el boicot se extendió rápidamente a Nike, Adidas y muchas otras marcas internacionales. Esta vez, las principales empresas se negaron a ceder, en China, Nike y H&M también aparecieron repentinamente  escenas de compras desenfrenadas. Las autoridades comunistas chinas se encuentran en una posición difícil como consecuencia del candente panorama de compras, y Hu Xijin, redactor jefe del Global Times, ha publicado sucesivos artículos para apagar el fuego.

Editor: Yuan Ming Qing

Reportero: Yang Zheng

Versión en chino: https://www.soundofhope.org/post/490469?lang=b5

 

 

 

 

 

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios