Australia anunció que autorizará la matanza de tiburones blancos, si se considera que estos representan una amenaza para bañistas.

Esta clase de tiburones ha sido una especie protegida en las aguas australianas desde hace dos décadas, sin embargo, debido a la última ola de ataques, han orillado al gobierno estatal a autorizar la caza preventiva.

El gobierno destinará más de 7 millones de dólares para financiar la captura y, de ser necesario, la muerte de estos animales. En lo que va del año, han ocurrido 7 ataques, de los cuales 5 han sido mortales.

La protectora de animales “Wilderness Society” del estado de Australia Occidental rechazó el plan al sostener que el sacrificio de tiburones de manera preventiva no es la solución.

redaccion@sohnetwork.com

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios