Los vuelos entre China y EE.UU. se «se cancelan» con frecuencia. Una fuente reveló la verdadera razón

0
649
Un vuelo de Delta Air Lines de Seattle a Shanghai regresó bruscamente a mitad de camino por razones desconocidas, con muchos chinos a bordo. (Getty Images)

Un vuelo de Delta Air Lines de Seattle a Shanghai dio repentinamente la vuelta a mitad de camino por razones desconocidas con la mayoría de los chinos a bordo. Delta dijo que se debía al anuncio temporal de China de una nueva normativa de prevención de epidemia, que también provocó el caos en el vuelo estadounidense a China.

El consulado comunista chino por su parte, emitió un comunicado donde echó la culpa a los vuelos estadounidenses. Sin embargo, las personas de Delta revelaron una historia diferente.

En la actualidad, se producen frecuentes «cancelaciones repentinas» de los vuelos entre China y Estados Unidos y las tarifas aéreas suben de forma desmesurada.

El avión Delta DL287 que debía volar de Seattle a Shanghai con 168 pasajeros el 21 de diciembre, hora local, fue aplazado varias veces antes del despegue por diversos motivos, entre ellos la salud de los pasajeros y el repostaje.

El vuelo finalmente despegó en la tarde del día 22, y el número de vuelo se cambió de DL287 a DL9891, solo para dar la vuelta después de seis horas de vuelo, aterrizando finalmente de nuevo en el Aeropuerto de Seattle en la mañana del día 23. El motivo del regreso del vuelo sigue siendo objeto de debate.

Una portavoz de Delta dijo que el vuelo no tuvo más remedio que cancelarse porque el avión fue informado de un cambio en las normas aeroportuarias por el PCCh sólo después del despegue, según informó el 26 de diciembre el medio de comunicación online internacional Paddle Your Own Kanoo. En un comunicado de seguimiento, Delta dijo que los nuevos procedimientos en el aeropuerto de Pudong de Shanghái requerían que el avión permaneciera en tierra más tiempo del que Delta podía organizar.

Muchos de los pasajeros del vuelo eran estudiantes internacionales que ya habían renunciado a sus pisos alquilados para volver a sus países de origen, lo que les dejaba ante un dilema.

Muchos medios de comunicación de China continental se hicieron eco de este hecho, pero los motivos del regreso del vuelo no estaban claros, citando en su mayoría diversos rumores, entre ellos las acusaciones de la embajada y el consulado chinos en Estados Unidos sobre el vuelo americano.

El Consulado General de China en San Francisco emitió un artículo el día 26, hora local, en el que decía que varios vuelos de EE.UU. a China se retrasaron o cancelaron recientemente, y que una compañía aérea incluso devolvió la mitad del vuelo, la Embajada y el Consulado General de China en EE.UU. elevó serias protestas a la compañía aérea.

La verdad detrás del cambio de rumbo de Delta

Según el Epoch Times, una fuente cercana a Delta Airlines dijo a los periodistas que el PCCh no estaba diciendo a los pasajeros varados lo que realmente estaba pasando, solo estaba eludiendo la responsabilidad.

El informante de Delta, que pidió el anonimato por no estar autorizado por la compañía, dijo que «el vuelo sólo se enteró después del despegue, que el PCCh cambió temporalmente su política de entrada para imponer una llamada política anti epidémica más dura a las aerolíneas extranjeras, que incluía un llamado período de cuarentena para los auxiliares de vuelos extranjeros en China».

El informante dijo que el aeropuerto de Pudong recibió un aviso temporal para imponer medidas de esterilización más estrictas a los aviones que llegan; y el requisito permitiría que los aviones extranjeros permanecieran en el aeropuerto de Pudong durante más tiempo que el permitido por el PCCh libre de las pruebas y de cuarentena (normalmente son tres horas).

En otras palabras, los auxiliares de vuelo extranjeros tendrían que someterse a las mismas pruebas de cuarentena que los pasajeros durante al menos dos semanas en China continental tras el aterrizaje del avión.

«Esta arbitraria y desmedida política llamada anti epidémica no solo establece un umbral insuperable para los pasajeros chinos deseosos de volver a casa, sino que también es insoportable para las compañías aéreas extranjeras. Creo que ésta es la razón de la desesperación de Delta», dijo el informante.

La fuente también reveló el malestar del consulado chino por el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma.

Dijo que el consulado chino envió a alguien al Aeropuerto Internacional de Seattle después del incidente, pero en lugar de ayudar a coordinar el regreso de los pasajeros a su país de origen, organizó un disturbio en Delta con pasajeros chinos que no saben la verdad, lo que provocó la llegada de la policía local para mantener el orden.

El Consulado chino incluso organizó una entrevista con algunos medios de comunicación chinos e ingleses en el aeropuerto de Seattle el día 25, culpando unilateralmente a Delta pero sin mencionar que la violación de la práctica internacional por parte del PCCh y su exigencia de segregar a las tripulaciones de los vuelos internacionales era la “verdadera razón para impedir que los chinos regresaran a su país de origen”, añadió.

También reveló que la violación de las normas internacionales por parte del PCCh obligó a Delta a suspender todos los vuelos a China, por lo que no pudo organizar vuelos de conexión para los pasajeros varados.

«Los pasajeros chinos siguen varados en la región, sin poder regresar a sus hogares», dijo el informante. Tanto Delta como los pasajeros chinos varados son víctimas de las políticas arbitrarias de prevención de epidemias del PCCh», dijo el informante.

Frecuentes «cancelaciones repentinas» en los vuelos de EE.UU. y China, con las tarifas aéreas disparadas

En los últimos tiempos, debido a la gravedad de la epidemia del virus del PCCh, éste anunció nuevas normas temporales contra la epidemia, lo que ha provocado el caos en los vuelos de EE.UU. a China, con muchos vuelos retrasados o cancelados, y frecuentes «colapsos» de los vuelos de EE.UU. y China con un fuerte aumento de las tarifas aéreas.

Según un informe publicado ayer en el World Journal, Binbin Gu, experto en viajes con sede en Los Ángeles, dijo que dos pasajeros experimentaron de primera mano el incidente de la vuelta del vuelo de Delta y tuvieron que quedarse en Estados Unidos.

Para volver a sacar los boletos en el mismo día de cualquier ciudad de  de EE.UU. a China, las tarifas subieron desenfrenadamente desde San Francisco a Shanghai alrededor de 6.000 dólares y en un instante ya no había boletos. La Super Economy rondaba los 8.000 dólares y la Business Class pasó de 11.400 a 14.800 dólares en poco tiempo.

La industria aérea de Taiwán confirmó el 25 de diciembre que EVA y Leroy decidieron suspender los vuelos de Songshan a Pudong y de Kaohsiung a Pudong desde el 26 de diciembre hasta el 3 de febrero de 2022, debido a las normas más estrictas de esterilización de aviones anunciadas por el aeropuerto de Shanghai Pudong el 24 de diciembre.

Los vuelos de vuelta, continuarán como de costumbre. El aeropuerto de Shanghai Pudong solicitó aplicar la nueva normativa de esterilización hasta el 3 de febrero del próximo año.

Según FlightAware, una plataforma de seguimiento de la aviación, se cancelaron más de 6.000 vuelos en todo el mundo en los últimos tres días del viernes al domingo, siendo los aeropuertos chinos los que más vuelos cancelaron.

Editor: Lin Li

Reportero: Tang Xin

https://m.soundofhope.org/post/578780

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios