Con este ritmo de vida rápido, todos los dispositivos electrónicos están al alcance. Los padres todos los días confrontan a sus hijos acerca de cuánto tiempo deberían de pasar en sus celulares, iPads y videojuegos. Una quinta parte de las mamás creen que pueden controlar el tiempo en pantalla de sus hijos y la idea de un “detox” de pantallas completo les parece imposible.

Molly, una madre influencer de California, pidió a sus hijos que el tiempo en pantalla tuviera una restricción diaria de una hora, pero ella se dio cuenta que aún con ese límite de tiempo se bloqueaba la creatividad de sus niños, y continuaban volviéndose irritables y de mal temperamento.

“Hubo un día, después de regresar a casa, que mi hija de kinder me esperaba en la puerta para decirme: ¿puedo jugar con tu celular? No puedes, ya no podía tolerarla” escribió Molly en su blog en noviembre de 2019.

Después de eso, ella y su esposo decidieron desconectar todos los electrónicos inmediatamente, y dejar que sus cinco hijos menores de 10 años pasen un mes lejos de las pantallas. Cuando estaban cenando les comunicaron esta nueva regla a los niños, ellos se sintieron resentidos y renegaron de esta decisión. Sin embargo, después de algunas lágrimas, los niños no tuvieron otra alternativa más que obedecer la regla.

Molly le dijo a Cafe Mom que los niños a quienes alguna vez les gustaba Netflix, Youtube, Minecraft y Fortnite ya no han pedido tener contacto con la pantalla, “porque ellos saben que no hay esperanza en hacer esta solicitud”.

“Que aceptaran la situación nos impresionó”, dijo Molly. “El resultado realmente nos dejó en shock: los niños regresaron a un mejor estado mental. Nos escuchan más, su carácter se hizo más moderado, jugamos mejor cuando estamos juntos, tienen más creatividad y felicidad”.

Molly admite que aunque al principio tuvo mucho miedo, y creía que no tener una “niñera” electrónica que cuidara a sus hijos iba a hacer su vida más difícil, pero la realidad es que este “detox” de la adicción al internet ha sido más fácil y sostenible de lo que ella imaginaba. Los 30 días de detox mejoraron a toda la familia, la vida en familia se ha vuelto mucho mejor.

Algunos meses después, Molly publicó en Facebook su progreso, ella escribió: “Durante los sábados de nuestro periodo de tiempo lejos de las pantallas, mis hijos despiertan uno por uno y nos ven a mi esposo y a mí en la cama leyendo un libro”.

Ella continuó diciendo: “ellos toman su propio libro y se suman a nosotros. Al comedor, ellos llevan un libro, cuando antes dependían del iPad. Mi hija mejoró cinco niveles de lectura en siete meses”.

Molly también dijo que su hija lee diligentemente, y admite que está muy feliz porque su familia aceptó el “detox al internet”.

Pero el cambio no solo sucedió en su hija; Molly descubrió que su hijo comenzó a tomar clases de arte en casa. El experimento del detox de pantallas le permitió  descubrir cuáles son los verdaderos intereses de sus hijos, ella admite que antes no los sabía.

De acuerdo a las palabras de Cafe Mom, en Noviembre de 2019, ellos (padre y madre) restringieron el tiempo frente a las pantallas de los niños a una hora cada domingo. Al mismo tiempo les permiten jugar videojuegos aprobados con anticipación.

El resultado les sorprendió, Molly alienta a los padres interesados a que prueben por sí mismos el detox de pantallas. Ella dijo “Quiero decir que el primer paso es mantenerlos lejos de la pantalla por un periodo de tiempo, después, de acuerdo con los resultados de las observaciones formular el plan que mejor se acomode a tu familia”.

Reportero: Li Xuelian

Editor: Tang Jie

Versión en chino: https://m.soundofhope.org/post/398182

 

Nos interesa tu opinión, deja tus comentarios

comentarios